Felipe Pomar es el primer campeón mundial de surf (Carlos Risso).
Felipe Pomar es el primer campeón mundial de surf (Carlos Risso).

Persigue olas desde los 15 años. Hoy pisa los 77. Y en el horizonte está el reto de llegar a los 100 años sobre una tabla de Es Felipe Pomar, el primer campeón mundial de tabla y primero en surfear un tsunami.

Mira el mar todos los días religiosamente. Despierta 15 minutos antes de las 6 de la mañana. Hace estiramientos y en cinco minutos en auto ya está en la playa de Kauai, una de las islas de . Le dicen la isla Jardín por el tamaño de sus bosques. “Muy verde y llueve bastante. Las plantas están felices acá”, me dice. Allá son las 7 de la mañana. ¿Y usted es feliz?, pregunto, en Lima es mediodía. Ríe y responde. “También, aunque a las plantas les gusta la lluvia más que a mí”. Sus palabras se confunden con el canto de un gallo.

Tiene 12 tablas en Hawái, tres en Perú, cuatro en Costa Rica y cinco en Indonesia. Cambia de país cuando cambia la temporada, cuando las olas se van. Dejó el Perú casi adolescente, persiguiendo las olas grandes de Hawái. Ya vacunado contra el COVID-19, evalúa su próximo viaje a Indonesia, para reencontrarse, dice, con las mejores del mundo.

MIRA: Natalia Lafourcade: “Los cantantes que logran conectar con la verdad se vuelven grandes artistas”

-¿Cuál es su plan para llegar surfeando a los 100 años?

Estudio y leo los nuevos descubrimientos referentes a la salud y he conocido a media docena de personas que estaban surfeando hasta los 90 y he estudiado sus vidas; sé qué cosas hicieron; entonces, tomando lo mejor de la gente que ha tenido éxito y tomando los últimos descubrimientos, me parece lógico poder llegar un poco más de donde han llegado algunas personas. Si llego a los 98, quedaré bien; ahora, quisiera hacer lo posible por llegar a los 100.

-¿Y físicamente cómo se prepara?

Tengo una vida sana, duermo bien, me levanto temprano, hago ejercicios, tomo vitaminas, entro al mar, agarro un poquito de sol, como sano, hago cosas que me interesan, ayudo a la gente, tengo buenas amistades. Hago todas las cosas que son positivas para uno y para la comunidad.

-Empezó en la tabla joven. ¿Cómo así?, ¿no hubo miedo?

Yo era un niño gordito, no me gustaba el ejercicio. Así es que mi mamá me matriculó en una academia de natación. Eso sucedió cuando tenía unos 12 años. Y me convertí en un buen nadador y un buen amigo de la familia, Pitty Block, conocido corredor de autos de la época, también era tablista y él me llevó al club Waikiki, y ahí aprendí a correr olas.

-¿Cómo era el mundo del surf en aquella década del 50?

Había una cantidad muy pequeña de gente que practicaba la tabla. La gran mayoría estaba en el club Waikiki o en el club Makaha en Miraflores. Se me ocurre que en el Perú habría 100 o 200 personas que corrían olas. Y, por lo general, en el mar no había más de 20 personas. Y tuve la suerte de tener amistad con el señor Pancho Wiesse, que en esa época era campeón nacional de ola grande. Un amigo de mi edad, con quien corríamos juntos, era Joaquín Miró Quesada, y Pancho Wiesse nos llevaba al sur a correr olas. La tabla era un deporte practicado por muy pocas personas no solo en el Perú, sino en el mundo. Era un deporte nuevo. En esa época se practicaba en cuatro a cinco países y hoy se practica en más de 100.

-Y ahora será parte de las olimpiadas de Tokio.

Y varios peruanos estarán compitiendo, lo cual es muy bueno.

MIRA: Luz Gutiérrez Privat sobre ‘El cumbión del chivo’: “Es un viaje del cuerpo a través de la Amazonía”

-¿Cuál es su impresión de Sofía Mulanovich, que acaba de clasificar a Tokio?

Es buenísima. Ha ayudado mucho a popularizar la tabla. Ahora, quisiera decir que el Perú tiene la oportunidad de contar con un campeón mundial en paddle; se trata de Sebastián Gómez, hijo de un gran tablista, tiene 23 años. Tiene todo para salir campeón mundial. Con un poco de apoyo tiene todas las posibilidades.

-¿Qué tendría que pasar para que el equipo peruano de tabla logre medallas en Japón?

Si se realizara en un lugar con olas más grandes, el Perú tendría mejores posibilidades. Pero como los peruanos son deportistas de primera categoría, existen posibilidades de que obtengan medallas.

-¿En el Perú están las mejores olas del mundo?

El Perú es uno de los mejores lugares en el mundo por su consistencia. El Perú tiene olas todo el año; inclusive, Hawái tiene menos consistencia y solo hay olas buenas durante cuatro a seis meses.

-¿El surf nació en Hawái o Perú?

El surfing moderno salió de Hawái. Pero miles de años antes de que existan habitantes en Hawái, los antiguos peruanos, sobre todo en Huanchaco, estaban corriendo olas en tablas de totora. La tabla nació en Perú, pero la tabla moderna se propagó en Hawái.

MIRA: Andrés Calamaro: “Un buen rockero nunca está en sintonía con los gobiernos”

-Vive persiguiendo olas, pero también son peligrosas. ¿No le ha tocado volver de la muerte?

Más de una vez. Un día corriendo olas en Hawái, miré hacia arriba y vi que la ola me iba a caer encima. Para evitarlo, salté y repentinamente me sentí en un lugar desconocido. Veía una luz muy linda que se movía en cámara lenta. De reojo, vi un cuerpo que flotaba. La luz avanzaba hacia mí. Esa luz se encontró con una burbuja y hubo una explosión, y salieron cientos de colores. Pero en un momento pensé “de quién será ese cuerpo” y lo miré. El cuerpo comenzó a moverse y vino hacia mí. Tenía mi cara. No entendía qué pasaba. Me di cuenta de que estaba debajo del agua y comencé a nadar hacia la superficie. Recuerdo haber dado unas tres brazadas, di dos brazadas más y con una brazada llegué a la superficie. Salí, me toqué la cabeza y el pulgar se metió en un corte debajo de la quijada.

-¿Ese no fue un mensaje para pensar en el retiro?

Fui al hospital y el doctor me puso puntos y le pedí que me haga algo para volver al mar. Me dijo: “Usted no puede entrar al mar”. Le respondí: “No discutamos, haga lo que pueda porque yo de aquí me voy al mar”. Yo tenía miedo de que eso me afecte. Quería entrar al mar inmediatamente. Y volví al mar. Pero hasta ahora no sé el significado de los 100 colores que vi.

-Capaz es una premonición de que surfeará hasta los 100 años.

(Risas). Ojalá así sea.

AUTOFICHA:

- “Soy Felipe Pomar Rospigliosi. Nací en Miraflores, en 1943. Tengo 77 años, en noviembre cumplo 78. A Hawái me fui a los 19 años, donde estudié todas las cosas que ofrecían al mediodía, para poder correr olas en la mañana y en la tarde (risas), como Psicología, Negocios y más”.

- “No tengo familia, lo que fue una decisión para dedicarme exclusivamente a la tabla. Teniendo familia no iba a poder viajar. Desde hace 40 años, viajo todos los años, a países como Indonesia. Fue una decisión basada en el tipo de vida que quería llevar”.

- “En estos días estoy por decidir la fecha en que viajaré a Indonesia. Eso es en viajes. En cuanto a la novia, tenemos que conversar y tomar ciertas decisiones (ríe). Ella es una buena cantidad más joven que yo. Y no sufro de ningún mal, pero he tenido dificultades con los hombros, a veces duelen”.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

El gas natural: de Camisea a la masificación
El gas natural: de Camisea a la masificación

TE PUEDE INTERESAR