(GETTY)
(GETTY)

, veterano mediocampista del Palmeiras, fue uno de los principales responsables de la derrota ante Cerro Porteño por la Copa Libertadores.

El brasileño, con antecedentes por su juego violento, fue expulsado a los tres minutos del inicio del partido, producto de una terrible falta sobre Víctor Cáceres. 

"Si no fuese futbolista hubiese sido un asesino", reconoció Melo en una entrevista concedida a Sky Sports, en la que recordó sus orígenes en una favela de Río de Janeiro, donde perdió a muchos de sus amigos o conocidos a manos de criminales y narcotraficantes.

El experimentado volante acumula más de 15 expulsiones a lo largo de su carrera, pero asegura lo suyo no solo es jugar al límite y resaltó que tiene otras cualidades. 

"No sólo pego patadas, también tengo técnica. Por algo jugué 13 años en Europa. Pero si tengo que dar una paliza, la voy a dar. Si tengo que golpear en la cara a un uruguayo, se llevará una bofetada", señaló orgulloso brasileño en su pasada presentación en Palmeiras.

TAGS RELACIONADOS