Un grupo de exjugadores de la , entre ellos tres extranjeros, tuvieron que entrenar en un parque ubicado frente al Pentagonito, en San Borja.

Entre los 'exsantos' figuraban los colombianos Luis Perea y Luis Cardoza, el argentino Héber Arriola, y los peruanos Anthony Molina, Jair Céspedes y Jesús Álvarez. La supervisión del excuadro blanco estuvo a cargo del asistente técnico Leo Rojas y el preparador físico Martín Bressan.

La San Martín del Descentralizado tras considerar como una deslealtad que sus jugadores no estuvieran en el primer partido del troneo, ya que apoyaron la huelga propuesta por la .