El encuentro fue suspendido cuando aún no acacaba el primer tiempo. (Reuters/YouTube)

Un partido entre Serbia y Albania por las eliminatorias a la fue cancelado el martes debido a una batalla campal entre jugadores e hinchas. El encuentro fue suspendido al minuto 41 de juego por el réferi inglés Martin Atkinson.

El caos en el campo de Belgrado, capital de , se desató cuando un 'drone' voló sobre el campo con una bandera albana. Un jugador de la selección local intentó coger el símbolo patrio del equipo rival, pero los visitantes lo evitaron.

Aficionados serbios invadieron la cancha y se enfrentaron a los jugadores albanos. El partido fue suspendido cuando estaba empatado sin goles debido a los "disturbios en la cancha", según el reporte de la UEFA.

y Serbia, países de los Balcanes, tienen una vieja rivalidad y su relación ha sido tensa desde que en 2008 la provincia serbia de Kosovo –de población mayoritariamente albanesa– se declaró independiente.

FÚTBOL Y POLÍTICALas autoridades serbias acusaron a Albania de provocación política después del incidente. La Policía investigará para averiguar quién manejó la nave a control remoto, mientras que los futbolistas albaneses ueron recibidos como héroes en su país por defender la honra de la nación.

La prensa y las autoridades en Belgrado acusaron al hermano del primer ministro de Albania, Olsi Rama, de controlar la nave a control remoto desde un palco VIP en el estadio serbio, algo que él negó en una entrevista con la agencia AP.

En tanto, el ministro serbio Aleksandar Vulin aseveró que el hecho fue "cuidadosamente planificado" para hacer quedar mal a su país, que quiere unirse a la Unión Europea.

"Si alguien de Serbia hubiese ondeado una bandera de la 'Serbia Mayor' en Tirana o Pristina, hubiese sido un asunto para el Consejo de Seguridad de la ", señaló el ministro del Exterior de Serbia, Ivica Dacic, refiriéndose a las capitales de Albania y Kosovo.