Ganzoriguiin Mandajnaran es el luchador mongol que no esperaba tal reacción por parte de sus adiestradores. (Reuters)
Ganzoriguiin Mandajnaran es el luchador mongol que no esperaba tal reacción por parte de sus adiestradores. (Reuters)

Los Juegos Olímpicos de ya finalizaron y más allá de las hazañas deportivas que se gestaron y quedarán en nuestras memorias, también extrañaremos peculiares momentos como el que contaremos a continuación.

Esto ocurrió en el último día de Río 2016, cuando se desarrollaba la competencia final de lucha libre de menos de 65 kilos. Mongolia se encontraba disputando la medalla de bronce contra Uzbekistán.

Como se puede apreciar en el video, todo parecía resuelto para el luchador de Mongolia, quien empezó a correr dentro de la lona suponiendo que había ganado. Pero, el árbitro inclinó la balanza a favor de Ikhtiyor Navruzov, competidor uzbeko.

Finalmente, Mongolia ganó dos medallas en Río 2016: una da plata en judo y otra de bronce en boxeo.

Mientras que Uzbekistán obtuvo 4 de oro (3 en boxeo y 1 en levantamiento de pesas), 2 de plata (ambas en boxeo) y 7 de bronce (2 en boxeo, 3 en lucha y 2 en judo).

TAGS RELACIONADOS