(EFE)
(EFE)

Un reloj diseñado por el fallecido arquitecto brasileño fue inaugurado hoy en de para marcar la cuenta regresiva de 365 días para el Mundial Brasil 2014, en presencia del exastro y de otras autoridades.

El dispositivo muestra el tiempo que queda para el 12 de junio de 2014, cuando se dispute en el primer partido del segundo Mundial que organiza desde 1950.

"Vamos a hacer una excelente Copa del Mundo sin dudas, tenemos confianza", dijo Pelé, embajador de Brasil para la Copa del Mundo.

Además de Pelé, ganador de tres Copas del Mundo, asistieron a la ceremonia el ministro de Deportes brasileño, Aldo Rebelo, el secretario general de la , Jerome Valcke, el alcalde de Rio, Eduardo Paes y el director ejecutivo del Comité Organizador Local (COL) del Mundial, Ricardo Trade.

Por su parte, en un mensaje grabado, el presidente de la FIFA, , dijo estar "feliz porque ya falta únicamente un año" para la Copa.

"Estoy convencido de que uno de los legados que dejará el certamen es el de contribuir a que este país se convierta en una potencia también en el ámbito de los valores sociales y culturales. Porque en un país tan multicultural, el Mundial no hará sino unir a la gente. En el fútbol no hay diferencias ni clases sociales", afirmó.