(USI)
(USI)

Por Carlos Bernuycbernuy@peru21.com

Empezamos mal. Otra vez abriendo la boca, en vez de cerrarla. Otra vez creyendo más en nuestra palabrería que en el trabajo. Nuevamente dejando de lado el trabajo para encerrarnos en relajos que pueden una vez más pasarnos la factura. A 16 días del partido con Colombia, Perú, la selección, sus jugadores, alguna parte de la prensa y otros metidos en el tema, parecemos querer jugar sin una pelota. Inadmisible.

La selección. Sus jugadores. Hace varios días que Jefferson Farfán se encuentra en Lima, ha ido a trotar un par de veces a la Videna y luego se la ha pasado festejando el nacimiento de su tercer hijo. Claudio Pizarro aún sigue en Alemania, y Paolo Guerrero estuvo de vacaciones en México antes de arribar el jueves por la noche y en silencio. Y Juan Vargas, el 'loco', . Una vez más.

"La prensa lo infla (a ) porque ha hecho goles y las cosas le han salido bien", dijo el volante de la Fiorentina. Error, no debemos decir estas cosas. No sería mejor decir esto si le ganamos a Colombia y logramos anular a uno de los pilares (no el único) del equipo 'cafetero'. Pero siempre tenemos que hablar antes. No se trata de ser antiperuano, se trata de ser coherente.

Falcao jugó en River Plate y la rompió, en Porto hizo lo mismo y ahora en su primera temporada marcó 23 goles con el Atlético de Madrid en Liga, además de ser bicampeón de la liga de Europa. ¿Cuánto puede haberlo inflado la prensa? Además, no necesita que nadie lo infle. Lo que hace dentro del campo lo dice todo.

Cuesta decir esto, pero a quien muchas veces hemos inflado es a Vargas. El volante jugó en Colón, lo hizo bien, luego pasó al Catania y repitió y hoy es parte de la Fiorentina. Pero nunca fue un jugador 'top'. Se habló de su pase al Juventus, Milan, Inter y hasta sus representantes se cansaron de decir que había 'varias ofertas'. Pero el nivel irregular de Vargas y sus acciones antideportivas (choques de auto, expulsiones, peleas, posibles romances faranduleros), que son tomadas en cuenta en Europa, lo mantienen en un equipo que se salvó del descenso.

No podemos cometer el error de creer que ya ganamos el partido si decimos cosas como estas. Perú debe estar más que nunca concentrado. Palabra que en Videna parece no caer bien. Colombia entrena desde hace tres días en concentración, aterrizaron Yepes, Armero, James Rodríguez y a las horas ya estaban a las órdenes de Pekerman. Aquí quizás el lunes o martes tengamos entrenando a la 'blanquirroja' con los llamados 'extranjeros'.

Otro punto. El comando técnico. La convocatoria a un 'microciclo' más, a puertas del duelo eliminatorio, es poco comprensible. Perú debiera estar trabajando ya con quienes formarán todo el plantel para los dos duelos eliminatorios. Ante Nigeria el miércoles se debiera probar el once, es un riesgo, pero hay que correrlo para ir adaptando al equipo a quienes reemplazaran a los lesionados.

¿Se le puede ganar a Colombia? Claro que sí. Como se le ganó a Paraguay en Lima, pero tomando otras precauciones. Colombia no es solo Falcao. Sería un error pensar que anulándolo ganaremos el partido. Perú puede triunfar si está concentrado. Si no se exceden con las declaraciones (recordar que Vargas también opinó de Alexis Sánchez y este lo pasó más de una vez). Trabajemos ya. No podemos perder más tiempo.

La selección es sacrificio. No hay fantásticos, vengadores, superhéroes o futbolistas que piensan que la eliminatoria te permite relajarte. Los jugadores pedirán un estadio lleno, y a pesar de , seguramente lo tendrán. Ellos pedirán aliento y se les dará. Quizás la gente pida a cambio sacrificio. Abrir menos la boca, festejar menos, apurarse en llegar y meterse a la Videna. No desperdiciemos el tiempo que queda para el 3 de junio. Quizás sea el último que traiga esperanza de ir al Mundial.