Deza, Hinostroza y Bulos. Pudieron hacer un gran futuro, pero se arrepintieron. (USI)
Deza, Hinostroza y Bulos. Pudieron hacer un gran futuro, pero se arrepintieron. (USI)

Carlos Bernuy Florescbernuy@peru21.com

Si vuelves por amor, o algo parecido. Si regresas porque extrañas a la familia, porque añoras la comida, porque tienes nostalgia de los amigos o de las discotecas con salsa. Si pegas la vuelta porque te molesta el frío, el calor, o te incomoda un nuevo idioma… entonces, ¿para qué te fuiste? ¿Para qué dices que el fútbol es tu carrera? . Y están contentos por estar en Perú, cuando debería ser lo contrario.

El caso del Sub 20 es increíble. Jugó de manera correcta el Sudamericano en febrero, ya perteneciendo al Zulte Waragem de Bélgica. Muchos pensaban en un cambio a un mejor equipo. Pero no. Culminado el torneo, el volante comenzó una relación con una bailarina, se paseó por discotecas, mandó besos y joyas por internet, y culminó el desastre volviendo a nuestro país un año a préstamo a San Martín (que no tiene la culpa).

¿Inmadurez? ¿Falta de apoyo familiar? ¿Malas juntas? Elija usted.

Otro caso es el de Jean Deza, que también destacó en el Sub 20. Deza jugaba en el club eslovaco MŠK Žilina. Es un buen futbolista, pero con poco equilibrio (en el Sudamericano se ganó amarillas por tomar la pelota con la mano). Deza también se 'aburrió' de Europa y vino a San Martín donde estuvo varias semanas apartado por indisciplina. ¿Y el futuro?

Mismo Sudamericano, otro jugador. En este caso, Andy Polo, que se suponía iría al Genoa. Una situación irregular, donde algunos señalaron que el delantero no quería ir a Italia, terminó con Polo de alternativa en San Martín.

Ya un poco más atrás en el tiempo, encontramos a un Reimond Manco que llegó al PSV, pero que extrañaba la farándula limeña. Y también a Mario 'Machito' Gómez, que en 2001 pareció asustarse en España y retornó a la 'U'.

¿Por qué somos tan diferentes? Tomemos como referencia el Sudamericano Sub 20. El ecuatoriano José Cevallos está a préstamo en Juventus donde –según medios– pelea la titularidad en el equipo Primavera y busca quedarse. Los uruguayos Gonzalo Bueno, Guillermo Varela y Diego Rolán fueron fichados por el Krasnodar, Manchester United y Burdeos, respetivamente, así como el delantero colombiano Bryan Perea, que llegó a la Lazio.

Ninguno habla de volver, de extrañar a mamá o papá. Ninguno siente nostalgia de bailar salsa y conquistar mujeres. Por eso al final ellos aparecen en el Playstation y los nuestros los escogen.

DATOS – Iván Bulos prefirió venir a Universitario para recuperarse de una lesión y jugar, en vez de hacerlo en el Standard de Lieja belga.

- Pier Larrauri probó suerte en Inglaterra y hoy está en Cristal a préstamo.