Djokovic ganó un partido épico a Murray. (Reuters)
Djokovic ganó un partido épico a Murray. (Reuters)

El tendrá este domingo la final más esperada, un duelo entre el serbio y el español para marcar desde el inicio del 2012 la temporada del tenis mundial.

Número uno del ranking, Djokovic se impuso hoy al británico por 6-3, 3-6, 6-7 (4-7), 6-1 y 7-5 en una batalla de cuatro horas y 50 minutos que se cerró a las 0:33 de la madrugada del sábado en Australia. Nadal, número dos, había derrotado al suizo el jueves por 6-7 (5-7), 6-1, 7-6 (7-5) y 6-4.

El duelo de Djokovic y Murray fue épico, con un set final de infarto: observado desde el palco por una leyenda como el australiano , el escocés se recuperó de una desventaja de 5-2 para igualar en cinco y disponer de tres break points para 6-5 ante el delirio del estadio y el éxtasis del equipo de transmisión de la cadena británica .

Pero Djokovic defendió su servicio y Murray falló en el suyo. Tras el enésimo punto espectacular en un partido pleno de ellos, el serbio definió con una volea de derecha al lado opuesto al que estaba el británico y se arrojó de espaldas al cemento, tan feliz como agotado.

"Es difícil de describir", dijo Djokovic cuando se le pidió un resumen de lo vivido en la calurosa noche de .

"Solo trataba de concentrarme en cada punto. Andy luchó para recuperarse de un 5-2 en contra. El resultado describe por sí mismo lo que sucedió. Gracias al público por quedarse hasta esta hora", añadió el serbio, que se sometió a un desgaste físico extremo.