Colgó los chimpunes. El delantero argentino Diego Milito jugó este sábado su último partido como futbolista profesional en la victoria de su equipo Racing Club 2-0 sobre Temperley, por la última fecha del torneo local.

El mismo día en el que fue padre por tercera vez, el atacante fue ovacionado innumerables veces durante el partido y cerró su carrera deportiva sin poder contener el llanto, abrazado por sus compañeros y amigos.

"Me gustaría poder abrazar uno por uno a todos los que vinieron", dijo el jugador de 36 años tras el encuentro. A los 18' convirtió un penal para romper el 0-0 y, dos minutos después, erró otro, aunque el rebote en el arquero Federico Crivelli lo transformó en gol el paraguayo Óscar Romero.

Milito es el último gran ídolo de Racing, escuadra con la que ganó dos campeonatos, el Apertura 2001 –primer título nacional del club tras 35 años- y el Torneo de Primera División 2014.

INTER DE MILAN LO DESPIDE"Por siempre príncipe" fue el mensaje con el que el Inter de Milán, equipo con el que Diego Militó ganó la Champions League en 2010 y el Mundial de Clubes en el mismo año, .

De esta manera, el cuadro italiano se sumó a las ovaciones que recibe Milito, quien participó en seis mundiales con la selección argentina, marcando 4 goles en 25 juegos, y fue subcampeón de la Copa América Venezuela 2007. Anotó más de 256 tantos en 604 partidos disputados.

TAGS RELACIONADOS