Policía y Serenazgo desalojaron de forma pacífica a más de 100 personas que pernoctaban en los exteriores del Estadio Nacional, a la espera de que se inicie la venta de las entradas para el partido de Eliminatorias entre Perú y Uruguay, el 6 de setiembre.

Pese a que la Federación Peruana de Fútbol (FPF) anunció hoy que , hasta esta mañana se seguía observando a hinchas y revendedores.

Los vecinos de la zona denunciaron que dichas personas, apostadas en el lugar desde la madrugada del miércoles, orinaban en la vía pública, bebían alcohol, hacían bulla y ensuciaban las calles.

Por esa razón, unos 20 policías y 30 serenos les ordenaron que se retiren, en función a una ordenanza de la Municipalidad de Lima que impone una sanción de S/.900 a obstruyan la vía pública e impidan el libre tránsito.