Mourinho volvió a decir que la Liga española es su principal objetivo. (Reuters)
Mourinho volvió a decir que la Liga española es su principal objetivo. (Reuters)

El técnico del Real Madrid, , ironizó al afirmar que "la derrota solo tiene un padre", señalándose a sí mismo, tras ante el en una nueva edición del clásico español que se disputó por los cuartos de final de la Copa del Rey.

"Soy el responsable, principalmente, cuando el equipo pierde. La victoria tiene muchos padres y la derrota solo uno, que soy yo. Lo acepto. Por eso mañana, todos a mí y dejen a los jugadores tranquilos", dijo el estratega en una conferencia de prensa posterior al encuentro.

"No esperaba sufrir un gol a balón parado. Un equipo que quiere ganar al Barcelona no puede recibir un gol a balón parado. Buscábamos que el adversario se sintiera en dificultades con el resultado, pero nos comimos un gol a balón parado", indicó, al referirse al tanto del empate.

"Un resultado 1-0 era perfecto para nosotros y esperábamos tener más espacios para atacar. Pero nos comimos el gol a balón parado y lo sentimos", añadió.

De otro lado, el luso defendió la performance de al considerarlo como "el mejor jugador" del Real Madrid y dijo que Pepe hizo "un gran trabajo" en el mediocampo, tras asegurar que no vio las imágenes en las que se le muestra pisando intencionalmente una mano a Lionel Messi cuando este estaba tumbado en el campo.

"No he visto imágenes, tengo que verlo. Si ha pasado alguna cosa, no lo he visto. Si Pepe pisó, es censurable", comentó Mourinho, y agregó que pese a la derrota, los merengues aún tienen opciones de continuar en la competición, que ganó la temporada pasada. "La eliminatoria sigue abierta, pero muy difícil", insistió.

Finalmente, Mourinho volvió a reiterar el discurso en el cual establece las prioridades de su equipo. "La Copa (del Rey) es el tercer objetivo. La Liga es prioritaria y eso no cambia. El partido (del sábado) ante el Athletic es más importante que el próximo del Barcelona", sentenció.