(USI)
(USI)

La crisis en el ingresó a un nuevo capítulo luego que como la 'U', Alianza Lima, Boys, Cienciano, entre otros, reestructuren sus deudas de cara a afrontar una grave crisis financiera que los tiene al borde de la quiebra.

Como se sabe, más de la mitad de los 16 equipos de la Primera División deben salarios a sus jugadores e impuestos. Las deudas tributarias superarían los US$100 millones, según cifras conservadoras. Y los jugadores impagos suman 220, algunos desde hace 10 meses.

La intervención del Ejecutivo se concretó mediante un que permite a los clubes o a sus acreedores ir a un proceso concursal ante Indecopi, que nombrará un administrador judicial en reemplazo temporal de los dirigentes del club.

"Es claro que la solución tenía que venir por un proceso concursal: resolver la situación de los clubes pasa por redefinir sus deudas y poder proyectar capital fresco", dijo a la AFP Carlos Heeren, de la consultora Apoyo.

Una vez concretada la junta, el nuevo administrador contará con un plazo de 60 días para la aprobación de un plan de reestructuración financiera. "Eso permitirá generar un cambio en el modelo de negocios de los clubes de fútbol y es una forma de arreglar la deuda de los clubes", acotó Heeren, economista aficionado al fútbol.

El proceso también puede ser solicitado por un acreedor del club, en cuyo caso el Indecopi requerirá al deudor a someterse al procedimiento. "La medida es buena. En España o Chile, ningún club de fútbol ha ido a reestructurar de motu propio su deuda", resaltó el consultor.

En tanto, el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Manuel Burga, agradeció la "buena voluntad del Gobierno" y señaló que la norma "es una manera de salir de la crisis".

"Los equipos van a poder adoptar una forma de paliar sus economías con esta norma positiva, sino después de esto es el camino del cadalso", acotó el resistido directivo en declaraciones en RPP.