Harto. Danny Rose, defensa del , ha considerado en retirarse del fútbol debido a los insultos racistas a los que es sometido cada vez que entra a las canchas. 

Este futbolista, quien también pertenece a la , aún le faltan entre cinco y seis años para que se retire del deporte rey. Sin embargo, a sus 28 años, ya piensa en colgar los botines.

"He tenido suficiente. Me quedan todavía cinco o seis años de fútbol y tengo ganas de pasarlos al ver lo que sucede actualmente en este deporte", declaró Danny Rose. 

El deportista sustentó sus ganas de retirarse en un caso en específico. Él fue víctima de cánticos racistas el 25 de marzo en Montenegro, en un partido de clasificación para la Eurocopa 2020, aunque reconoció que fue "una minoría".

"Jugué en Serbia hace ocho años y ya me pasó, así que pensé que se podría reproducir y llegó", manifestó.

Rose resaltó que, cuando los países o los clubes son sancionados por racismo, estos solo pagan una mínima cantidad de dinero que no afecta para nada a estas instituciones deportivas.

"Cuando los países son solo castigados con una multa equivalente a lo que yo puedo gastar en una noche de fiesta en Londres, ¿qué se puede esperar?", señaló, añadiendo que esta manera de luchar contra el racismo es "una farsa".

En tanto, el presidente de la UEFA Alexsander Ceferin señaló el martes que siente "vergüenza" cuando ocurren estos actos racistas en el fútbol. "Es preocupante ver a los dirigentes mundiales y a los políticos minimizar los incidentes racistas y discriminatorios", apuntó. 

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR