disputó un gran partido ante el en el Santiago Bernabéu venciendo por 7 a 1. Una de las figuras del partido fue, sin dudas, , al anotar un doblete. Sin embargo, el segundo gol llamó la atención por lo accidentado que resultó.

El portugués recibió un golpe de Schär cuando remató de cabeza el sexto gol del Real Madrid, y no pudo continuar sobre el césped. Sin más cambios, el técnico decidió sacar del campo al delantero y disputar los últimos minutos con un hombre menos.

Mientras Ronaldo era acompañado por el médico a los vestuarios, pidió un celular para observar su reflejo y qué tan mal se veía la herida. Su reacción fue de molestia al ver la cantidad de sangre que brotaba de su ceja.

El conjunto blanco consiguió darle la vuelta al marcador por medio de Nacho y Bale. Después, el jugador galés repitió, Modric hizo el 4-1, Cristiano anotó dos, y Nacho de nuevo, cerraron el resultado.