El deportista español apelará sanción. (Reuters)
El deportista español apelará sanción. (Reuters)

"La resolución (del ) deja claro que no me he dopado. Voy a seguir en el ciclismo, lo seguiré practicando de forma limpia, como lo he hecho toda mi vida", señaló tras conocer que el TAS lo por haber dado positivo por en un control realizado durante el Tour de Francia 2010, cuyo título ya le fue retirado, al igual que el del Giro de Italia 2011.

El castigo, que es retroactivo, finalizará el 5 de agosto. El español, que siempre adujo que el doping se debió a la ingesta de carne contaminada, apelará ante el Tribunal Supremo de Suiza, única instancia que lo puede exonerar de culpa. Mientras, Saxo Bank, su equipo, quiere congelar su sueldo de cinco millones de euros al año.