(Futbolred)
(Futbolred)

La finca del exfutbolista colombiano fue asaltada en la madrugada del miércoles por hombres armados, informó la Policía del departamento del .

Los sujetos desarmaron e inmovilizaron a los vigilantes de la finca "San Tino", próxima al Ingenio San Carlos de la población de Tuluá, y se llevaron joyas, trofeos, sillas de montar, aparatos de sonido, televisores, computadoras, una escopeta Winchester y un revólver, precisó a los medios el coronel Carlos Antonio Gutiérrez Martínez, subcomandante de la policía del departamento.

Asprilla, de brillante paso por el Parma de Italia, Newcastle de Inglaterra y otros clubes, además de la selección de Colombia, no se encontraba en su propiedad.

Originalmente, se dijo que el retirado exdelantero habría viajado a Medellín para asistir a un concierto de Madonna. Pero el mismo agraviado aclaró que se encontraba en Pereira para intervenir en un partido de fútbol con amigos, entre ellos Oscar Córdoba y Mauricio Serna.

"Quince tipos armados, que llegaron en un camión, me desocuparon la finca… Se llevaron muchas cosas de gran valor, entre ellas una reproducción en oro de la primera copa que conquiste con el Newcastle, unas botellas de fina champaña y medallas que había ganado en el Preolímpico, la Copa Libertadores, la Copa UEFA", indicó el exjugador a Bluradio.

"Lo más grave es que me amenazaron de muerte. Le dijeron al mayordomo que me esperaban para matarme pero es raro el asunto del asalto. No entiendo que junto a mi finca queda el ingenio y tiene a más de 100 hombres de seguridad, pero siempre me roban a mí", añadió.

Los asaltantes inutilizaron las cámaras de seguridad y tuvieron tiempo para cocinar, ingerir bebidas alcohólicas, escuchar música y hasta jugar billar en el inmueble, según le informaron a Asprilla.

Agregó que investigará el robo y que ofrecerá recompensa por sus cosas. "Esto no lo puedo dejar así. No tengo enemigos, hasta ayer no tenía y hoy amanecí con uno, no sé de dónde lo saqué. Me tocaría volver a jugar para recuperar mis trofeos. Le diré a (Radamel) Falcao que me mande una de sus copas", manifestó.

Las relaciones de Asprilla con sus vecinos del ingenio no han sido las mejores y en una oportunidad lo denunciaron por el supuesto porte ilegal de armas y daño en propiedad ajena.

La finca ha sido asaltada en tres ocasiones, según las autoridades.