El ‘Checho’ al lado de su esposa Rocío, su hijos Vanina y  Facundo y  su yerno. (Foto:Jhefryn Sedano)
El ‘Checho’ al lado de su esposa Rocío, su hijos Vanina y Facundo y su yerno. (Foto:Jhefryn Sedano)

Carlos Lara PorrrasClara@peru21.com

Ahora sí, Sergio Ibarra, delantero del Sport Huancayo, será un verdadero abuelo. No solo porque sus 40 años lo definen como uno de los futbolistas más longevos del Perú, sino porque su hija mayor, Vanina, . Por eso el 'Checho' sonríe flanqueado por su esposa, sus dos hijos y su yerno.

¿Cómo te cayó la noticia?Me sorprendió al principio, pero luego supe comprender… Mi hija ya es mayor de edad y sabía que esto podía suceder.

¿Y cómo va el embarazo?Recién tiene tres meses. Sería lindo que fuera hombrecito y sea delantero como su abuelo. El bebé nacerá en Huancayo.

¿Cuadraste a tu yerno cuando Vanina te lo presentó?No hubo necesidad de 'ajustarlo' porque es un buen chico, respetuoso. Me deja tranquilo. No me molesta que me digan abuelo si es con buena onda.

¿Es verdad que tu hija está escribiendo tu biografía?Así es. Ella estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Continental y ya empezó a redactar el libro. Espero que sea un best seller como El Titán (biografía de Martín Palermo).

¿Cuál es el secreto para seguir anotando a los 40 años?Se nace con ese instinto, el gol me sigue. Ser máximo goleador del fútbol peruano y estar entre los máximos artilleros en actividad en el mundo significa que hice las cosas bien.

¿Qué sientes al chocar con chicos que podrían ser tus hijos?Ellos deberían decir qué sienten. Para mí es un orgullo. El secreto es entrenar fuerte y descansar bien, además de tener una buena familia detrás.

Tu alimentación de niño debió haber sido clave para seguir jugando hasta hoy.Mis padres me alimentaron bien de chico. En Córdoba comía mucha carne y lácteos. La alimentación en mi infancia fue clave para seguir activo y no lesionarme de consideración, salvo una que tuve en Juan Aurich (talón de Aquiles en 2009).

¿En la otra cancha el 'Checho' sigue goleando?En esa cancha creo que estoy dentro de los tres mejores del mundo (rié). Tengo la mujer perfecta. La vida sexual de un deportista es complicada, por el cuidado físico que uno debe tener, pese a ello sigo goleando en ese terreno. No necesito viagra ni maca.

En 2014 te dedicarás a dirigir. ¿Cómo jugarán tus equipos?Me gustaría que fuesen equilibrados, con orden defensivo, buen manejo del balón en el mediocampo y llegada permanente al área rival.

¿Te echas cremas para evitar las arrugas?Cuando entreno me echo cremas, que son protectores solares, y por la noche mi esposa me pone una crema para no levantarme arrugado. Y cuando salgo me echo una que otra crema para que no se noten las líneas de expresión.

¿Es cierto que un chico que recién empieza en el fútbol te dijo 'fracasado' en un partido?Sí, nunca falta algún malcriado. Le dije que mande su currículum para ver si lo conozco.

¿Por qué la gente te quiere?Porque soy frontal, carismático, leal y humilde. Además, en la cancha me gano a la gente con mi temperamento, no soy un dotado en el dribling.

¿Qué te parece el huaylas, que es la danza de Huancayo?Es una danza interesante, he visto cómo bailan, cómo zapatean, no sé bailarlo, pero me encantaría aprenderlo. Es un baile que requiere mucha coordinación. Lo único que sé bailar es cumbia, en lo demás soy malo (ríe).

¿Crees en la reencarnación?Da para creer por las cosas que pasan. Cuando se deja el mundo con un éxito importante se va tranquilo al cielo, pero creo que se reencarna quien tuvo algún problema y no se han ido bien de este mundo. Si me toca irme, seguro me iré al cielo porque soy una persona de bien que nunca hizo daño a nadie.

¿Te dolió dejar Cienciano, recuerdo que a inicios del 2010, me dijiste que deseabas retirarte del fútbol en el Cusco?Sí. Hablé con el presidente Juvenal Farfán y él quería que me retirara el año pasado. Luego quiso hacerme un contrato de seis meses, lo cual no acepté. Pero por Cienciano decidí bajarme el sueldo con la condición de firmar por un año, pero no aceptaron. Parece que no querían que siga.

Algunos dicen que el 'Viejo' Jurado pensó que lo ibas a serruchar.Seguro, porque llegó asustado. En un partido que Cienciano perdió los dirigentes querían que dirija el equipo, él (Jurado) lo sabe bien. No lo acepté por respeto al entrenador. Si el 2010 dirigí a Cienciano fue porque el club no tenía dinero.

¿El mejor entrenador que tuviste?De todos se aprende. Tuve buenos entrenadores como el 'Tano' Sabino Bártoli, el 'Chino' Víctor Rivera, Franco Navarro, Wilmar Valencia.

¿Y el mejor dirigente?Sin dudas, Juvenal Silva. Bajo su gestión Cienciano ganó la Sudamericana y la Recopa, no hay otro dirigente que le llegue a los talones por esos éxitos internacionales. El 2010 los demás dirigentes lo abandonaron y su error fue no ser sincero. El fútbol es ingrato y la gente se olvida rápido de los éxitos que logró Juvenal con Cienciano.

¿Qué te faltó en tu larga trayectoria?Jugar por la selección. Mi nombre fue voceado por la prensa varias veces, pero no tuve esa oportunidad.

Muchas gracias 'Checho' por la nota, felicitaciones por el nieto que está en camino y que vengan más goles con el Huancayo.Más bien a ustedes por acordarse de este servidor. Uno a mi edad tiene que sentirse orgulloso de seguir jugando al fútbol. Lo que me queda es darle todo este año, hacer más goles y dar lo mejor.