Sergio Agüero, goleador del equipo, cogió la pelota para ejecutar el remate desde los doce pasos cobrado a los 13 minutos del vs. Tottenham, duelo de ida por los cuartos de final de la Champions League.

Para cobrar el penal, el árbitro del encuentro, Bjorn Kuipers, recurrió al VAR para determinar si hubo mano de Danny Rose, defensor de los ‘Spurs’, quien se había barrido dentro del área con los brazos extendidos.

Luego de la consulta, el juez pitó el remate para Manchester City. Entonces, Sergio Agüero se cuadró frente a Hugo Lloris, portero del Tottenham, para realizar el disparo que podía dar ventaja en el duelo de Champions.

El ‘Kun’ oyó el pitazo del árbitro, remató al poste derecho y guardameta francés voló hacia ese lugar para desviar el balón con las dos manos y, de esa manera, evitar la caída de la portería del cuadro londinense.

Con este disparo, Sergio Agüero ha sumado cuatro penales fallados en las últimas cinco ediciones de la Champions League. Por su lado, Lloris, capitán de Tottenham, tiene tres paradas de seis remates desde el punto fatídico, en esta campaña.