(Reuters/USI)
(Reuters/USI)

Ganador, astuto, polémico. Todo un personaje es , seleccionador de Venezuela, quien es conocido en su país como el 'Mourinho Tropical'. Con un equipo ordenado, un planteo táctico inteligente para limitar a las estrellas rivales y una mentalidad ganadora que logró contagiar a sus jugadores, el joven entrenador de 39 años llevó a Venezuela al cuarto lugar de la Copa América Argentina 2011.

Tan efectivo como polémico, el estilo de conducción de Farías se asemeja al del entrenador del , desde la contundencia de sus éxitos hasta su tendencia a fabricar enemigos exteriores al grupo, además de estar siempre atento a todos los detalles –deportivos o no– para generar la mínima ventaja.

Y al igual que el portugués, su relación con la prensa dista de ser la mejor. "Sé que no seré muy simpático para algunos porque hace cuatro años no querían que yo estuviese en este cargo… Yo no soy un candidato político que debe brindarle sonrisas a todo el mundo", dijo en clara referencia a sus críticos.

En la primera fase de la Copa América tuvo una discusión con en la que casi se van a las manos, cuando las selecciones de Brasil y Venezuela se dirigían a los vestuarios. El DT recriminó a la estrella del Santos por haber continuado una jugada mientras un futbolista venezolano estaba tendido en el suelo.

Pocos días después, el seleccionador venezolano volvería a llamar la atención con una discusión con un grupo de periodistas que intentó espiar una práctica a puertas cerradas. Irritado, Farías le dijo a uno de sus jugadores: "Dale que las mujeres nos están espiando", aunque no detuvo su trabajo. Al ver que le prensa no se movía, el técnico comenzó a gritar: "A partir de hoy no van a ver ninguna práctica más ni los voy a atender". Y acto seguido amenazó con "denunciarlos con nombre y apellido".

En el mismo torneo, en el encuentro entre Paraguay y Venezuela, Farías recibió de su propia medicina cuando Gerardo Martino, técnico de Paraguay, le gritó: "¡Bobo, a quién te comiste!", porque el entrenador venezolano le reclamó que saliera de la cancha tras ser expulsado.

Este año, luego del empate de la 'Vinotinto' ante Colombia en Barranquilla, Farías dio por finalizado abruptamente la conferencia de prensa post partido porque un periodista colombiano le recriminó por no prestar atención a su pregunta.

"Bueno muchachos, tenemos un chárter pendiente, ya me voy. Para los medios venezolanos pasaré por la zona mixta", indicó. Cuando se marchaba, otro periodista colombiano le gritó: "¡Usted es un agrandado!".

OBSESIVO Y AMIGO DE 'MOU'Farías es de aquellas personas que vive y respira fútbol. En su casa tiene una isla de edición en la que analiza y estudia a los próximos rivales de la 'Vinotinto', así como hace el seguimiento de sus dirigidos.

"A veces lo llamo a las nueve de la noche a su casa y está viendo videos en su oficina, donde tiene varios televisores en la que ve varios partidos a la vez", contó Rafael Esquivel, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol.

Durante el receso de las eliminatorias su federación lo manda a Europa para que visite a los principales clubes de Europa y se capacite y lo vuelque a la 'Vinotinto'. Farías mantiene constante contacto con y , de quienes rescata valiosas enseñanzas.

"Mourinho es mi amigo, pero él es único en el mundo. Me dijo que había visto la evolución del fútbol venezolano y , subrayó el 'Mourinho Tropical', que espera llevar a la 'Vinotinto' a Brasil 2014.