Carles Puyol aseguró que el equipo sigue golpeado por salida de Tito Vilanova. (AFP)
Carles Puyol aseguró que el equipo sigue golpeado por salida de Tito Vilanova. (AFP)

El capitán del Barcelona, , reconoció hoy que el vestuario azulgrana "aún está tocado" por el anuncio de que el técnico Tito Vilanova , aunque en su despedida les pidió que la mejor forma de ayudarle era "darlo todo por el club".

"Fue un golpe muy duro. Este fue, si cabe, más fuerte y la verdad es que no nos esperábamos nada. El equipo quedó tocado y aún está tocado. Tenemos a Tito muy presente, desde aquí enviarle mucha fuerza. Habló con nosotros, nos demostró que está fuerte, con ganas de luchar, y que sepa que estaremos a su lado en todo momento", dijo el defensa.

"Pero la persona es lo más importante. Nos pidió que lo diésemos todo, que luchásemos, que él también lo haría y que la mejor forma de ayudarle sería darlo todo por este club y ganar el máximo de partidos", explicó.

Hasta que se dé a conocer el nombre del sustituto de Vilanova en las próximas horas, Puyol ha asegurado que el equipo "sigue entrenando" y que la decisión queda en manos de secretaría técnica y la junta directiva del equipo.

Consultado sobre las dos opciones que más han sonado en las últimas horas, las del y el excapitán azulgrana Luis Enrique, actual técnico del Celta, Puyol no quiso entrar en detalles.

"Tenemos una filosofía de jugar y seguro que buscarán un entrenador que se adapte a estas características", ha señalado. "Sé que ('Tata') es muy buen entrenador,* que le gusta el estilo del Barza. Y todos sabéis que tengo muy buena relación con Luis, es uno de los nombres, está muy capacitado, pero como los otros nombres que han salido", refirió.