Salvador Cabañas: “Mandaron a matarme porque era uno de los que más ganaba en México”. (AFP)
Salvador Cabañas: “Mandaron a matarme porque era uno de los que más ganaba en México”. (AFP)

Cuatro años después de aquel atentado que casi le cuesta la vida, al recibir un balazo en la cabeza, el ex futbolista paraguayo señaló que aquel ataque fue porque era uno de los jugadores mejor pagado en aquel entonces.

"(El atentado) fue porque era el futbolista que más ganaba en ese momento, después de Cuauhtémoc Blanco", manifestó el ex delantero del y seleccionado paraguayo al programa Enemigos Públicos.

Cabañas recuerda aún la discusión que tuvo con la persona que trató de asesinarlo.

"El tipo fue a aniquilarme. Estaba en el baño y se me acercó y me dijo: 'Me han mandado matarte, así que pide tu último deseo'. Le pregunté por qué y me respondió: 'Nos estás robando a los mexicanos'. El sujeto tenía la pistola en mi frente y temblaba, en ese momento le dije: 'Si eres asesino dispara y disparó'".

Salvador confesó que cuando los médicos lo daban por muerto, dialogó con Dios. "Cuando estaba inconsciente recuerdo que escuché que los médicos le dijeron a mis padres que se preparen para mi entierro. , quien me dijo que no era el momento de irme, que tenía una tarea que hacer en la tierra", subraya.

Ya retirado del fútbol porque siente cansancio y por problemas con la vista, Cabañas envió un mensaje a los chicos.

"Los niños y jóvenes deben tener como ejemplo de lo que me pasó y deben pensar en ser grandes y triunfar en la vida", finalizó.