(Fotos: Roberto Bernal/Trome)
(Fotos: Roberto Bernal/Trome)

Por Carlos Bernuy

Sin candidatos firmes, esos que a estas alturas del torneo ya sacaban 10 puntos de ventaja a su escolta, el sigue caminando de la mano con las rachas. Dos partidos ganados estás para pelear, dos duelos perdidos y pasas a ser un fracaso. Los extremos existen en la cabeza de muchos hinchas y de algunos comentaristas que olvidan cuánto falta al torneo y que ningún equipo ha demostrado ser el diferente.

y están unos pasos adelante de y , y dependerá de estos últimos el poder colgarse la chapa de candidatos y no de simples perseguidores con historia.

EL MEJOR PARTIDO: CRISTAL – SAN MARTÍNA pesar de lo abultado del resultado (3-0), el primer tiempo fue una demostración del vértigo de los celestes y del fútbol con picardía que Jean Deza regaló con los santos. Opciones, remates en el poste, gambetas dejaron los primeros 45 minutos con un injusto cero a cero, un resultado que en el segundo tiempo se modificó.

Cristal encontró rápidamente el primero, luego forzó un autogol y selló el marcador con un golazo de contragolpe, de esos que los rimenses suelen encontrarse cuando hay desesperación rival. San Martín está complicado, pero dejó claro que plantel tiene para luchar la permanencia.

EL MEJOR JUGADOR: DIEGO GUASTAVINOEl volante uruguayo continúa manejando a los cremas. A su conducción le ha sumado gol y vaya tanto que hizo en Trujillo. Un zapatazo inatajable para Salomón Libman y que significó que César Vallejo pierda el invicto en casa. Guastavino va tomando confianza y, con él, la 'U' aumenta el protagonismo.

EL PEOR PARTIDO: CIENCIANO – MELGARCero a cero en todo. Pocas chances de gol, nula creatividad y los pocos intentos en el área rival terminaban en las manos de los porteros o en las tribunas del Garcilaso de la Vega. Hubo once tarjetas amarillas y una roja. De allí que ambos equipos se tengan que conformar – con suerte- con la mitad de la tabla.

LA DECEPCIÓN: PIERO ALVACuesta creer que un equipo con presupuesto como Vallejo tenga al 'Zorro' en su plantel. El ahora volante fue un desastre ante Universitario, jamás apoyó desde la derecha y cuando tuvo el balón no pudo generar nada interesante. Se le vio torpe con la pelota y sin ideas para aportar.