(EFE)
(EFE)

La selección brasileña tuvo que esforzarse al máximo para derrotar 2-1 a Uruguay, resultado que le permitirá disputar este domingo la final de la , ya sea con España o Italia, que mañana definirán la otra semifinal.

El atacante uruguayo desaprovechó un penal a los 13 minutos, con un disparo débil que el portero brasileño Julio César no tuvo problemas en atajar.

El estadio Mineirão de Belo Horizonte estalló a los 41 minutos, cuando el delantero brasileño obligó a adelantarse al golero uruguayo Fernando Muslera y Fred aprovechó el rebote para anotar.

Pero el delantero uruguayo Edinson Cavani hizo callar a la hinchada a los 47 minutos, tras interceptar la pelota en el área brasileña y empatar con un disparo cruzado.

A los 86 minutos, Paulinho conectó un tiro de esquina de Neymar y puso a Brasil en la final del torneo.

El choque del miércoles tuvo una fuerte carga emocional para Brasil, que aún recuerda con amargura la derrota ante Uruguay en la final de la Copa Mundial de 1950, episodio conocido como el 'Maracanazo'.