La selección de derrotó con sufrimiento a su similar de Bosnia por 2-1, en partido por el Grupo F del jugado en el estadio Maracaná.

La albiceleste se adelantó en el marcador con un autogol del defensa Sead Kolasinac (2'). Lionel Messi anotó el segundo de jugada personal (63'), pero los bosnios redujeron a poco para el final, por intermedio de Vedad Ibisevic (84') y metieron el miedo a la hinchada argentina.

Como el resultado lo muestra, el partido no fue fácil para el equipo de Alejandro Sabella, que se vio enfrentado de igual a igual por una selección debutante en una Copa del Mundo y tuvo que esperar para que su gran estrella se inspirase.

Con este triunfo, Argentina ha ganado en el inicio de los últimos seis mundiales y encamina su pase a la siguiente ronda en un grupo que integran además Nigeria e Irán, su próximo rival el sábado próximo en Belo Horizonte.

.ecw-nombre{font-size:18px !important;}