Argentina se despide de su gente con victoria 2-0 a Eslovenia. (AP)
Argentina se despide de su gente con victoria 2-0 a Eslovenia. (AP)

Despedida a lo grande. volvió a marcar con , que se impuso 2-0 sobre Eslovenia en La Plata, en el último amistoso de preparación antes de viajar al Mundial de .

El equipo argentino salió a la cancha con siete suplentes para evitar lesionados y ensayó fórmulas para cerrar espacios en defensa, uno de los puntos débiles de la escuadra. Pese a ello, los jugadores albicelestes se quejaron del rival, porque pegaron duro en algunos pasajes del encuentro.

El DT Alejandro Sabella mandó una formación mixta con habituales titulares como Sergio Romero en el arco, el lateral Marcos Rojo y el volante Javier Mascherano, mientras que Messi, Agüero y Di María comenzaron en el banco.

El duelo se desequilibró a los 11' con un remate de Ricardo Álvarez. Más adelante, la 'Pulga' – que ingresó a los 67' por Lavezzi – selló el triunfo a los 75'. Antes de marcar, Messi sintió mareos y vomitó.

"Estamos todos muy ilusionados. Tenía ganas de jugar un rato, como siempre. Somos un equipo muy fuerte. Fuimos jugando bien de a poquito y ganando confianza. Que la gente tenga esta locura es fantástica", declaró Messi al final del juego cuando fue ovacionado por la multitud.