Entrenamiento en Sniper JiuJitsu con Luis Candiotti. (Foto: Alexis Espinoza/Sniper)
Entrenamiento en Sniper JiuJitsu con Luis Candiotti. (Foto: Alexis Espinoza/Sniper)

Por .

Luis Candiotti es uno de los profesores de Artes Marciales Mixtas (MMA) con más experiencia en el Perú. Inició su entrenamiento a finales de los 90, compitió años después y ahora transmite sus conocimientos a las nuevas generaciones de jóvenes con pasión por los deportes de contacto que, a diferencia de lo que muchos creen, generan mejores personas, mejores ciudadanos, según nos explica Candiotti. Y a puertas del de nuestra independencia, necesitamos eso, mejores peruanos.

Para muchos, Candiotti es un referente, una biblia completa de técnicas que domina y aplica con inteligencia. Él solo se considera un afortunado de estar en la evolución del deporte en el país desde los inicios, con el vale todo, en un escenario puesto en alguna discoteca al sur de Lima en algún momento de 1997, cuando se buscaba ofrecer un show completo al público.

“En esa época le decían vale todo porque en realidad no habían muchas reglas, no era arte marcial mixta. A veces venía un peleador de boxeo y uno de karate, o era uno de lucha libre contra uno callejero. Yo hice para entonces karate y aikido, y me pareció interesante”, relata el también cinturón negro en Jiujitsu y Luta Livre.

También lee: Gianfranco Yucra: “El Jiu-Jitsu es un vicio positivo que te ayuda a ser tu mejor versión” [ENTREVISTA]

¿Se puede decir que un hito importante en la evolución de este deporte tiene que ver mucho con la llegada de Tony DeSouza en el 2002?

- En el 2000 creo prohibieron las peleas, después llega Tony DeSouza en el 2002 y justo en esa época vuelven a aparecer los eventos de vale todo. Tony era un top level. Ha sido el primer peruano que peleó en la UFC y tuve la suerte de ser uno de sus alumnos como muchos amigos míos, Christian Freyre, el director de Sniper Jiujitsu, Gabriel Soria, un montón de gente.

¿Cuál era la situación en esa época?

-En los inicios no había muchas reglas, no había categorías de peso claras. Podías encontrar un peso que te llevaba 10 kilos o 20. Trataban de homogeneizar. Con el tiempo se fue profesionalizando. En la actualidad hay peleadores muy buenos, como Claudio Puelles y Enrique Barzola, quien llegó a ser campeón.

¿Se han diversificado los gimnasios en el país?

-El crecimiento ha sido globalizado, cada vez hay más gimnasios. No todos tienen el nivel, depende la experiencia de los profesores, pero es un hecho. Todo va creciendo, solo hay que saber dónde entrenar, con un buen profesor que te cuide de la manera correcta.

Tú puedes entrenar en las artes marciales de dos maneras, de manera competitiva si tu sueño es competir, o de manera recreativa. Me gusta enseñar así porque te mejora física y mentalmente, es divertido y también evitas lesiones.

Foto: Alexis Espinoza / Sniper Jiujitsu Surquillo.
Foto: Alexis Espinoza / Sniper Jiujitsu Surquillo.

¿Qué quieres transmitir ahora con las Artes Marciales Mixtas? Entiendo que una figura importante para ti también fue Roberto Leitão. ¿Qué te enseñó y cómo continúas ese legado?

-Roberto Leitão, gran mestre de la Luta Livre, fue prácticamente uno de los creadores del estilo de la Luta Livre brasileño, es un poquito largo hablar de ese estilo, pero le hacía la contra al jiujitsu brasilero. Tuvimos suerte de ser sus discípulos, entrenamos con él y nos dio grandes enseñanzas a nivel técnico, a nivel de principios, pero también a nivel de la vida. Lo admiro bastante. Falleció, lamentablemente, el año pasado. Era una persona muy humilde, respetuosa y lo conocen todos los luchadores famosos de Brasil, muchos se han entrenado con él y le han pedido consejos. Él sí es una leyenda, de las pocas que hay en el mundo.

Una vez le pregunté al mestre, entonces de 79 años, dando acá un seminario: ¿cómo hace voce para mantenerse, no le duele el cuerpo? “No, a mí me duele todo el cuerpo”, me respondió. Entrenar, me dijo, es como montar bicicleta. Tienes que seguir montando porque si paras te caes. La continuidad es un punto clave. No debes parar. Debes tener una mente fuerte, debes seguir siempre para adelante, haciendo lo que te gusta. Él decía, “yo soy el hombre que más ama la luta”. Es bueno amar lo que haces, eso te enriquece la vida. Te hace ser feliz. Es tan difícil encontrar la felicidad, y la mejor manera de encontrarla no es con el dinero, sino haciendo lo que más te gusta.

Siempre hablas de una lucha inteligente respecto al MMA, ¿a qué exactamente te refieres con eso?

-Con el mestre se hablaba mucho de la Luta Livre inteligente, la Luta Livre de las sumisiones de una manera inteligente. A veces la gente piensa que dos personas solo se golpean, se tiran al piso y se revuelcan, y no es así. Definitivamente, importa la fuerza, el trabajo físico, pero la inteligencia al final es lo más importante: saber en qué momento aplicar una técnica y qué técnica. Lo que me gusta es que también se puede aplicar en la vida, y si lo haces te va a ir mejor.

Hay un respeto bastante claro hacia el oponente.

-Es importante. Aprendí eso en las artes tradicionales. El respeto es importante porque el oponente hace que tú seas mejor. Si no tienes al oponente no puedes crecer, ser respetuoso, humilde y agradecido. Siempre hay alguien más que tú o menos que tú.

¿Podemos decir que los deportes de contacto no son una moda pasajera?

-El jiujitsu brasileño creció bastante en Perú. Comenzó primero aplicado al vale todo, pero ahora se ha vuelto más deportivo. Cinturones negros, tranquilamente hay más de 20 o 30. Cuando comencé al menos habían azules. Eran otras épocas. El jiujitsu es un arte marcial y deporte muy bonito para el crecimiento personal, físico y mental.

Candiotti ha entrenado a cientos de personas en Sniper Jiujitsu. “Es bonito porque conoces a la gente. Quieres transmitirles algo sincero y la gente también te agradece, muy a parte del trabajo que realices”, nos dice.

En el MMA, en la jaula, muchas veces en realidad lo que está en juego es la vida misma. ¿Cómo un deportista se prepara para enfrentar eso?

-Cada persona lo plantea de una manera diferente. Cuando era más joven, peleaba para probarme a mí mismo. Sabía que había un riesgo, pero no pensaba tanto en ello. En realidad, con los años, me pongo a pensar y sí había un riesgo mayor. En la UFC se ve que es fácil romper una pierna, un tobillo. Tenía que estar mentalizado, hacer lo mejor posible, pero también habían riesgos mayores. Es bueno rezar.

¿Qué es lo mejor que puedes transmitir como maestro a las nuevas generaciones?

-Yo transmito mi conocimiento en base a mi experiencia y si alguien me puede enseñar, buenísimo. Cualquiera me puede enseñar, hay que ser humilde. Trato de transmitir a la gente que siga mejorando, que siga entrenando. Como decía el mestre, hay que cuidarse en la vida, pero hay que vivir, más allá de una pandemia, los problemas, tampoco hay que rendirse, tener tanto miedo. Hay que cuidarse, pero tampoco hay que vivir en el miedo.

¿Cómo ves este deporte en Sniper? Entiendo que es como una familia. ¿Ese es el modelo ideal para transmitir estos conocimientos?

-Sniper es como una casa, para mí siempre ha sido como una familia. Otros lo toman más como un equipo, pues también son equipos para las competencias, para ser mejores todos. En lo personal, lo veo más como familia porque he hecho lazos de amistad con mucha gente valiosa. Sniper es de las primeras escuelas en Perú del rubro, pero también tiene otras disciplinas.

¿Qué le dirías a la gente que está pensando en alguna de estas disciplinas?

-Si tienen la voluntad, empiecen a entrenar. Entrenen, busquen un buen profesor. Hay que cuidar a los alumnos bastante. Todos los deportes tienen riesgos, hay que tener cuidado.

MIRA EL SIGUIENTE VIDEO:

Más de 400 mil venezolanos podrían votar el próximo año
Más de 400 mil venezolanos podrían votar el próximo año