(AFP)
(AFP)

El de Claudio Pizarro hizo historia al lograr hoy un triplete al conquistar la Copa de Alemania en un gran duelo ante el Stuttgart que al final se saldó con una victoria por 3-2.

En un momento del partido, todo apuntó a que el Bayern iba a pasar la apisonadora, pues llegó a estar 3-0 por delante en el marcador. Pero el Stuttgart no se rindió y tuvo una gran reacción que lo tuvo cerca de la remontada.

Mario Gómez, que apareció en la formación titular en lugar del croata Mario Mandzukic, marcó dos goles. El otro, de penal, lo marcó Thomas Müller.

Después Martin Harnik hizo los dos goles del Stuttgart que le dieron dramatismo a la parte final del partido.

Este título se suma al de la Bundesliga y la Liga de Campeones, que a su vez marcan la gloriosa despedida del técnico Jupp Heynckes.