\"El daño a mí y a los jugadores es irreparable\", añadió. (USI)
\"El daño a mí y a los jugadores es irreparable\", añadió. (USI)

El aún gerente de la , , aseguró que está pasando por un difícil momento tras y disparó en contra de las cabezas de la Agremiación de Futbolistas Profesionales (Safap) por su papel en la huelga de futbolistas.

"Todo esto por una decisión improvisada, descoordinada de la Agremiación. Me siento frustrado porque veo en muchos jugadores arrepentimiento, pero ya no sirve para nada", señaló Barco en una entrevista al diario El Comercio.

"Nosotros les dijimos a los jugadores que esa huelga no la podíamos sufrir si muchos futbolistas son cómplices firmando planillas falsas. Y la Agremiación no hizo nada, ¿Dónde estaban Manassero, Revilla, Baldovino? Decían que los chicos lo hacían 'por objetivos deportivos'. Era evidente que había una corrupción descomunal si la planilla se la podían entregar el viernes de madrugada al portero. La estafa absoluta", añadió.

Sobre la por el presidente del club 'albo', Barco dijo que "(José Antonio) Chang fue drástico", pero que él les advirtió antes de tomar tal drástica medida. "El sábado habló con los jugadores y les dijo que quería escuchar sus razones. 'Yo no juego con cartas bajo la manga', les dijo", acotó.

Respecto a su relación con , el exjugador dijo que se encuentra "totalmente rota". "No podría perdonarle el ver llorar a mi hijo y no tener explicación para lo que pasó. El daño a mí y a los jugadores es irreparable (…) Pensábamos que con la Agremiación estábamos en la misma vereda, pero nos dimos cuenta tarde de que a ellos solo les interesa el poder", sentenció.