Una semana después de , cayó por 1-0 ante el Celta de Vigo en el Camp Nou y perdió el liderato de la ante su eterno rival, el .

El equipo dirigido por Luis Enrique generó varias ocasiones claras de peligro con su tridente ofensivo compuesto por Luis Suárez, Lionel Messi y Neymar, pero un gol del argentino Joaquín Larrivey en el minuto 55 selló el encuentro.

Con este resultado, los azulgranas se quedaron con 22 puntos y fueron desplazados al tercer lugar de la tabla, con dos unidades menos que Real Madrid, , y con una del Atlético de Madrid, que venció por 4-2 al Córdoba.

Por si fuera poco, sumó un nuevo partido sin poder alcanzar el récord de goles histórico en la Liga española. El argentino permanece con 250 goles en el campeonato y se ubica a un tanto de romper la marca impuesta de Telmo Zarra, jugador del Athletic de Bilbao entre 1940 y 1955.