Neymar estuvo bien manatiado. (AP)
Neymar estuvo bien manatiado. (AP)

El Barcelona cayó en Amsterdam ante un gran Ajax (2-1), que pasó por encima de los del 'Tata' Martino, sobre todo en el primer tiempo, lo que supone la primera derrota azulgrana en esta temporada tras 21 partidos sin caer ante ninguno de sus rivales.

A pesar de haber jugado uno de sus peores partidos de la temporada, en el que se vio superado desde el primer instante por su rival, el conjunto catalán continúa líder del grupo y solo depende de él en el último encuentro en el Camp Nou contra el Celtic.

El Barcelona fue desarmado desde el primer minuto por un Ajax que se adueñó de la pelota, la presión y la atmósfera del partido, donde el equipo del Tata Martino anduvo perdido sin rumbo alguno.

Al cuadro azulgrana le costó ocho minutos acercarse al área del Ajax, en una jugada sin relevancia, ya que Iniesta, que fue el último en recibir el balón, acabó en fuera de juego.

El Ajax tuvo la primera ocasión en el minuto 11, cuando Ficher, sin marca de Puyol, conectó un duro disparo que Pinto paró por bajo junto al palo.

Tres minutos después, el Barcelona compuso una rápida acción, que no encontró el remate certero de Neymar, y tampoco después de Cesc, cuyo disparo acabó con el balón en el córner.

Poco después llegó el primer gol, en un centro en que los centrales del Barça no fijaron bien las marcas y Serero, llegando de atrás libre, marcó el primer tanto (1-0).

No fue ninguna sorpresa este gol, debido a la insistencia 'ajacied', al contrario, ya que el partido apuntaba a un resultado aún más amplio.

En el minuto 25, Neymar tuvo otra vez su oportunidad, pero envió el balón demasiado cruzado, igual que en una acción de Pedro, en que un defensa se le adelantó antes de materializar el disparo.

La estocada definitiva en la primera parte llegó a tres minutos del 45, cuando un desconcierto en cadena de Puyol y Piqué dejó el balón a Hoesen para que marcase el segundo tanto (2-0).

Al Barcelona se le arregló el partido en el arranque de la segunda parte cuando se benefició de un penalti a Neymar, que significó la expulsión de Veltman. Xavi marcó desde los once metros (2-1).

Ante diez, y debido al cansancio del primer tiempo en los locales, el Barça ocupó más y mejor el campo, hasta el punto de reencontrarse con el dominio, algo imposible en el primer tiempo.