Los Juegos Paralímpicos , por primera vez en su historia, están premiando a sus atletas invidentes con medallas que alojan bolas de acero en su interior.

Al agitarlas, los atletas pueden diferenciar la categoría a la que pertenecen: la de bronce tiene 16 bolas, la de plata 20 y la de oro 28. Cada una produce un sonido distinto.

De esta manera, los deportistas pueden identificar a cuál de las 3 categorías pertenece la medalla. Por ejemplo, la medalla de oro es la que suena más fuerte de todas.

Además, todas las medallas tienen grabada la frase 'Juegos Paralímpcos Río 2016' escrito en Braille.