El norcoreano Se Gwang Ri se convirtió el último lunes en campeón olímpico de salto masculino. El gimnasta logró una puntuación final de 15.691 llevándose la presea dorada. Pero más allá de eso, él llamó la atención por un peculiar hecho y ha sido bautizado como "el atleta más triste de "

Todo empezó cuando Se Gwang Ri ganó el oro. En medio de las celebraciones y en la foto oficial, el destacado atleta no se mostró "feliz" por su logro.

En varias fotos apareció sin dar señales de alegría, a pesar de su hazaña que lo hizo colocarse por delante del ruso Abliazin (15.516, plata), y del japonés Kenzo Shirai (15.449, bronce).

Se Gwang Ri apenas soltó una leve sonrisa cuando fue a saludar a su entrenador tras sus saltos. Por ello fue apodado en redes sociales como .

Vale decir que en declaraciones recogidas por el , Se Gwang Ri aseguró estar "lleno de alegría" al poder "llevar una victoria a nuestro líder", en referencia al dictador norcoreano Kim Jong-un.

TAGS RELACIONADOS