En tan solo siete minutos, el remontó un marcador de dos goles en contra y logró su pase a los octavos de final de la , tras derrotar por 3-2 al .

Gracias a un doblete del holandés (54' y 61') y un tanto de Theo Walcott (57'), los 'gunners' consiguieron la clasificación en el torneo, evitando una igual a la que sufrió el .

Este resultado le vino como anillo al dedo para el Arsenal, en especial para su entrenador, el francés Arsene Wenger, en un momento delicado para él, tras sufrir tres derrotas consecutivas en la .

"Queríamos seguir en la Copa", afirmó Wenger tras el encuentro. "Vernos con dos goles en contra fue duro para nosotros, pero afortunadamente pudimos marcar pronto en la segunda parte y eso nos permitió remontar", explicó.