Ángel Comizzo aconsejó a Christofer Gonzales al culminar las prácticas. (Difusión)
Ángel Comizzo aconsejó a Christofer Gonzales al culminar las prácticas. (Difusión)

En no hay tiempo para el relajo, y menos con . Esta mañana, el entrenador argentino explotó porque varios de sus dirigidos no entendieron bien sus indicaciones en el partido de práctica, con miras al duelo ante .

En el entrenamiento, donde se delineó el posible once que enfrente a los chimbotanos, el DT ordenó que se juegue a dos toques, lo cual costó a la mayoría de jugadores.

El primer en recibir el jalón de orejas fue Carlos Olascuaga por estar distraído, por lo que fue sacado del equipo titular y reemplazado por Sebastián Fernández. Olascuaga se quedó a un lado de la cancha mirando el partido como un espectador.

Luego le tocó el turno a Fernando Alloco, quien también fue víctima de las reprimendas del estratega por demorarse en la salida. Rainer Torres, quien estaba en el equipo B, también recibió un llamado de atención porque no fue rápido en el traslado del balón.

Y al finalizar la práctica, Comizzo se quedó a un lado de la cancha con Christofer Gonzales, a quien en forma paternal lo abrazó y le pidió que sea más rápido en la distribución del juego.

"El profesor siempre es exigente, pues busca la perfección y lo mejor para el equipo, lo cual se entiende. Y es bueno eso, es mejor que nos haga ver nuestros errores antes que sucedan en los partidos. No entiendo porqué me sacó, pero respeto su decisión porque es quien manda", señaló Olascuaga.