Alexander Succar: "Una vez un entrenador me dijo que el fútbol es para los pobres" [ENTREVISTA]

El artillero de la Universidad San Martín tiene 7 goles en el campeonato peruano y ha sido considerado por Ricardo Gareca para jugar por la ‘bicolor’.

Succar juega a préstamo en la Universidad San Martín. Su pase le pertenece a Sporting Cristal. (Alfredo Luna Victoria)

Alexander Succar figura en lista de convocados por Ricardo Gareca para los amistosos ante Paraguay y Jamaica. El joven delantero de la Universidad San Martín (20 años), que todavía pertenece a Sporting Cristal, fue considerado gracias a sus 7 goles en el campeonato peruano. El artillero conversó con Perú21 sobre el inicio y futuro de su carrera. Asimismo, detalló los problemas por los que tuvo que pasar (dejó el fútbol un año y vivió la discriminación en carne propia).

¿Dónde te formaste como futbolista?

-Comencé en el Club Villa, es mi barrio de toda la vida. Jugaba con chicos dos años mayores que yo. Ahí me vio Juan Alarcón, quien fue mi primer entrenador. Él me llevó para Cantolao.

Sporting Cristal: ¿Alexander Succar volverá a mitad de temporada? Esto fue lo que dijo

¿Tuviste algún tropiezo en el inicio de tu carrera?

-A los 16 años tuve inconvenientes con un entrenador. Disputaba la categoría 93 de la Copa Federación, perteneciendo a la 95. Dejé el fútbol, pasé por muchos problemas personales. Había perdido las ganas, no tenía motivación. No sentía esa magia que te provoca patear una pelota. Pasé un año sin pisar una cancha de fútbol. Empecé a salir con mis 'patas' y a dedicarme al colegio.

¿Cómo volviste a retomar tu amor por el deporte rey?

-Un tío que me había visto en Cantolao me pidió jugar por el Total Chalaco en la Copa Federación B. Lo pensé tres meses, hasta que un día me levanté con todas las ganas de volver. Me costó bastante, pero logré recuperar mi nivel. Eso me permitió regresar a Cantolao.

Tengo entendido que estuviste a prueba en Friburgo de Alemania ¿Por qué no te quedaste?

-Me fue bastante bien, hice goles en un campeonato relámpago. Le anoté al Nottingham, Red Bull Salzburg, quedamos segundos. Estuve tres meses entre idas y venidas. Lamentablemente la empresa que me llevó no llegó a un acuerdo. No fue por un tema de rendimiento.

¿Por qué no se llegó a concretar tu pase a Gremio de Porto Alegre?

-Al terminar mi participación en los Bolivarianos, llego a Brasil para finiquitar mi contrato. Sin embargo, los términos que pusieron no me gustaron. Mis padres tampoco estuvieron de acuerdo. Había el riesgo de no tener mucha continuidad y perderme. No quería ser uno más del montón. El sueldo no era algo por lo que valía la pena arriesgarse. Era un tiro al aire.

¿Qué tan importante ha sido la influencia de tus padres en tu carrera?

-Ha sido muy importante. Mi papá es mi primer crítico. Él me ha formado. Nunca me presionó cuando quise dejar el fútbol. Me llevabas hasta los entrenamientos de Cantolao en el Callao, cuando yo no podía. Yo vivía en Chorrillos, mi mamá nos acompañaba a veces. Estoy muy agradecido con ellos.

Compartiste equipo con José Manzaneda en Cantolao ¿Cómo es tu relación con él? ¿Estás contento de volver a encontrártelo en la selección?

-Es bastante buena. Nos conocemos desde pequeños. Jugamos juntos en algún momento. Estoy feliz de volver a verlo en estas circunstancias.

¿Cómo se da tu llegada a Sporting Cristal?

-Daniel Ahmed me había dirigido en los Juegos Bolivarianos. Él me pide cuando asume la dirección técnica de Cristal. Fue un paso importante en mi carrera porque es un club serio.

¿Cómo describirías el juego de Alexander Succar?

-Me definiría como un delantero que busca todos los balones, que las pelea todas, que empuja al equipo. Me gusta bastante el juego de Luis Suárez.

¿Qué rescatas de tu paso por Cienciano del Cusco?

-Fue un poco complicado adaptarme a la altura. Me fui solo. Tuve la continuidad que no había tenido en Cristal.

¿Eres de los jugadores que dicen ser hinchas del equipo que defienden?

-Ahora lo veo desde otra perspectiva que antes. Como profesional soy hincha de la camiseta que tenga puesta. No voy negar que de pequeño iba al estadio para ver a Cristal. No le gritaría un gol, no provocaría al hincha. Todavía que sigue siendo mi casa.

¿Sientes algún tipo de deuda?

-Siento que pude mostrarme mejor, pero no me dejaron. Puedo demostrarle a hincha que puedo dar mucho más. Por gustos de algunos entrenadores no pude dar mi 100%.

¿Qué crees que Gareca espera de ti? ¿Crees que de no lesionarse Ruidíaz tu convocatoria igual se hubiera dado en algún momento?

-Todavía no he hablado con él. No he tenido la oportunidad, pero entiendo que me ha venido siguiendo de antes. Creo que sí, siempre trabajo para ser convocado. Raúl se ha ganado un puesto en la selección, pero igual puedo llegar por mis propios medios.

¿Comó vives tu presente en la USMP? ¿Vuelves a Cristal?

-Estoy cómodo en la San Martín. Decidí jugar acá porque sabía que la Copa Libertadores se acababa en algún momento y necesitaba continuidad. Cristal debe recuperarse de este mal momento futbolístico. Todavía nadie ha conversado conmigo sobre un posible regreso.

¿Qué piensas de aquellos que dicen que la has tenido fácil? Existen muchos estereotipos equivocados en el fútbol.

-Creo que son prejuicios. A veces es hasta más complicado encajar. Una vez un entrenador me dijo que el fútbol es para los pobres. Yo me traumé y dejé de jugar. El fútbol es igual para todos, no discrimina. No la he tenido tan fácil, no he nacido en una cuna de oro.

Tienes ascendencia libanesa ¿Considerarías jugar por ese país?

-No, definitivamente nunca ha pasado por mi cabeza. No puedo decir ni una palabra en árabe. No estoy identificado.

¿Qué retos tienes ante tu convocatoria a la selección?

-Quiero romperla, deseo pelear un puesto. Voy paso a paso. Tengo que aprovechar las oportunidades. Me imagino anotando en los amistosos, voy dar lo mejor.

Te puede interesar

Pedro Aquino: "Siento que es un buen momento para emigrar" https://t.co/GKzcYrPRjspic.twitter.com/QQoqr2bs0O — Diario Perú21 (@peru21noticias) 27 de mayo de 2017

Ir a portada