(AFP/Reuters)
(AFP/Reuters)

El delantero rumano Adrian Mutu, quien jugó en el Inter de Milán, Chelsea y Juventus, y actualmente en el Ajaccio de Francia, está dispuesto a adoptar al bebé que fue .

"Tengo la intención de adoptar a este bebé. Él es un niño especial. Cuando vi al bebé dije: 'Yo lo debo adoptar. Él me ha sido enviado por Dios'", dijo.

La impactante noticia, que ha dado la vuelta al mundo, impactó al futbolista de 34 años, quien está dispuesto a convencer a su esposa para adoptarlo.

"Basta con mirar a este pobre niño. Él generó una impresión tan fuerte en mí. Le dije a mi esposa que 'tenemos que ayudarlo, tenemos que hacer todo lo que podamos'. Nunca pensé que iba a adoptar a un bebé, no tenía ningún plan pero yo solo sé que tengo que ayudarlo", concluyó.