El adiós al Diego de Nápoli, club que vio la gloria gracias a la zurda de Maradona y que hoy llora su partida. (Foto: Getty Images)
El adiós al Diego de Nápoli, club que vio la gloria gracias a la zurda de Maradona y que hoy llora su partida. (Foto: Getty Images)

marcó una época en el , de 1984 a 1991, siete años de buen fútbol y títulos para el equipo de Nápoles, en Italia, le valieron lo suficiente para que el ‘Pelusa’ sea considerado un ídolo en tierras europeas.

Diego vivió en el sur de Italia, y hoy, tras conocerse su muerte producto de un paro cardiorespiratorio, todos los seguidores del Nápoli lloran su partida. El alcalde Luigi de Magistris declaró de forma oficial el luto en la región.

En la avenida Fuorigrotta, que lleva al estadio San Paolo, dejarán las luces encendidas durante toda la noche de hoy en señal de duelo, también habrá una misa en su memoria.

MIRA: Reyna vs. Maradona: la historia de cómo marcaron al crack argentino para anularlo

Algunos hinchan lo lloran frente a los murales con la imagen del 10 vistiendo la camiseta azul del Nápoli o la albiceleste de la selección argentina.

Maradona llegó a Nápoles en 1984 desde Barcelona por 7,5 millones de dólares. El 5 de julio lo presentaron en un estadio lleno. Más de 30 canales acreditados, en una conferencia de prensa en un gimnasio, así fue el inicio del romance italiano del Diego.

Calles de Nápoles rinden homenaje a Diego Maradona y a sus años de carrera en el Nápoli. (Foto: Getty Images)
Calles de Nápoles rinden homenaje a Diego Maradona y a sus años de carrera en el Nápoli. (Foto: Getty Images)

Entre ese 1984 y el adiós en 1991, la relación entre Diego y Nápoles quedó marcada a fuego y pura pasión. Cuando volvió de ganar el Mundial de MéxIco 86 llegó la mejor etapa futbolística de su carrera. Con el Napoli ganó la Copa Italia de 1987, el Scudetto de 1989-90, la copa UEFA de 1989 y la Supercopa de 1991.

Diego Maradona en acción vistiendo los colores del Nápoli. (Foto: Getty Images)
Diego Maradona en acción vistiendo los colores del Nápoli. (Foto: Getty Images)

El quiebre se produjo durante el Mundial 1990 disputado en Italia. La semifinal frente al elenco italiano se jugó en San Paolo, aquel lugar que fue el templo de Diego cuando defendió los colores del Nápoli. Ahí se produjo una división entre sus seguidores, quienes incluso pifiaron el himno argentino antes del encuentro mundialista.

Nápoli no volvió a vivir semejantes hazañas desde que Diego se fue, por eso ahora se le recuerda con cariño, una especie de idolatría al recuerdo que dejó el 10 cuando vistió la camiseta azul.

VIDEO RECOMENDADO

La asistencia de Raúl Ruidíaz para el gol de jordan Morris del 3-1. (Video: MLS)

TE PUEDE INTERESAR