(USI)
(USI)

El presidente de la FPF, , dejó varado en Asunción a un grupo de hinchas peruanos a quienes había prometido traerlos de regreso a Lima en el avión presidencial, luego del partido de la selección nacional frente a Paraguay.

Fue el mismo Burga quien, en su optimismo desbordante, pues daba por descontado un triunfo sobre los guaraníes, se comprometió en traer a los fanáticos en el depósito de la nave, como si él fuera el dueño.

Dicha denuncia la hizo Marcos Hernández, conocido como 'Pelito', allegado a algunos jugadores y directivos de la FPF, quien viajó por su cuenta a La Paz para alentar a la blanquirroja en el duelo ante Bolivia y cuando pensaba regresar a Lima fue convencido por Aníbal Calle, vicepresidente de la FPF, para que vaya a Asunción.

"Pensaba regresarme a Lima, pero Aníbal Calle me dijo que vaya a Asunción, me dio plata y entradas de cortesía para revenderlas. Así llegué a Asunción, donde el mismo señor Burga me prometió que nos iba traer en el depósito del avión presidencial", señaló el hincha peruano a .

"El señor Burga nos dijo que cuando acabe el partido lo carguemos en hombros y lo paseemos en la cancha del Defensores del Chaco porque dijo que va a ser un triunfo histórico. El día del partido no lo vi en el palco ni en la tribuna. Luego de la derrota no supimos nada de Burga. Y tuvimos que viajar a Argentina porque es imposible seguir en Paraguay por el calor y porque nos robaron. Esperamos que algunos compatriotas nos ayuden para regresar a Lima", acotó.

Otro hecho que denunció Hernández fue la juerga que tuvieron, en la víspera del partido, los dirigentes de la FPF y otros invitados en el lobby del hotel Sheraton de Asunción.

"Eran como 15 a 18 personas en el lobby del hotel. Yo estaba fuera y se les veía por las ventanas. Estaban dirigentes de la FPF, de la ADFP, de las Departamentales, de la Conmebol y de la Asociación Paraguaya. El más entusiasta fue Velásquez Giacarini, quien gritaba a cada rato Chimpun Callao. Un jugador bajó al lobby para ver qué pasaba por la bulla. Luego Burga me mandó comprar con 100 dólares whisky. Me retiré a las tres de la madrugada y seguían tomando", puntualizó.