Woody Allen se caracteriza por filmar, al menos,  una película por año.
Woody Allen se caracteriza por filmar, al menos, una película por año.

Una visión sobre la tumultuosa Nueva York la puede mostrar el director, guionista y actor Woody Allen. En sus películas, la 'ciudad que no duerme' es el lugar ideal en el que sus personajes pueden ser románticos, miserables, nostálgicos, misteriosos, pero también divertidos.

Se debe considerar que la música en las escenas de sus películas suelen ser una bella pieza de jazz o un clásico 'swing', que nos permiten desear que estamos en esa ciudad que él considera como suya y que siempre lo será.

Este martes se celebran los 80 años de Woody Allen, un director que nos regala en sus películas más de una escena para extrañar y recordar un viejo amor, posiblemente llorar y también reflexionar. Pero también reírnos a carcajadas.

A continuación les presentamos escenas de varias de sus películas para así celebrar junto por él, sus varios aportes al cine y a nuestra memoria.

Annie Hall (1977)Narra el inicio y final del romance entre el comediante neoyorkino Alvy Singer y Annie Hall, una aspirante a cantante. En los monólogos apreciamos las memorias de Alvy, sus inseguridades, sus relaciones fallidas y cómo la fantasía irrumpe en su realidad.

La película es un tributo a Diane Keaton, quien fue pareja sentimental de Woody Allen y su primera musa del cine. Un dato curioso es que el filme podría estar influenciado por la relación que ambos tuvieron.

Asimismo, el verdadero apellido de Diane es Hall y de cariño la llamaban "Annie". El filme fue premiado con el premio Oscar a Mejor Película y le valió un premio a la mejor actriz a Diane Keaton.

Manhattan (1979)Es uno de los filmes de Woody Allen más reconocidos y destacados por la crítica mundial. Este tributo en blanco y negro a su ciudad favorita muestra a personajes inmersos en líos sentimentales.

Woody Allen interpreta a Isaac Davis quien mantiene una relación con Tracy (interpretada por la nominada al Oscar, Mariel Hemingway) una menor de edad, hasta que irrumpe en sus vidas Mary Wikie (Diane Keaton).

El filme se caracteriza también por tener una banda sonora impecable a cargo de la filarmónica de New York que interpretó temas del compositor George Gershwin.

Aquí Woody Allen nos regaló una escena entrañable: una pareja conversando hasta las primeras horas del día siguiente frente al gran puente de Brooklyn. Cuando alguien es así de trascendente, ¿quién no se ha imaginado pasar toda una madrugada conversando frente a tremendo paisaje?

Zelig (1983)La película es una mofa a los documentales de la década de 1920. Woody Allen interpreta a Zelig, un sujeto que tiene una enfermedad que le permite tomar las característica de las personalidades que lo rodean.

Esta situación lo lleva a interactuar con personajes de la época como Al Capone, Charlie Chaplin, Adolf Hitler, Babe Ruth, y otros. En el filme, actúa también Mia Farrow.

The Purple Rose of Cairo (1985)Está ambientada en plena Nueva Jersey durante la Gran Depresión económica de los años treinta del siglo pasado y desarrolla la vida de Cecilia (Mia Farrow), una mesera que tiene una vida miserable en su trabajo y quien está casada con el abusivo Monk (Danny Aiello). Pese a esta gran adversidad, Cecilia escapa de estas penurias cada vez que entra a una sala de cine.

En una de estas huidas de la realidad, asiste a ver continuamente La rosa púrpura del Cairo protagonizada por Tom Baker (Jeff Daniels). En una de estas proyecciones, Tom la reconoce dentro del público y sale de la pantalla a declararle su amor.

Ello provoca que la película se quede sin su actor principal y los demás actores no sepan qué hacer y ello conlleva a miles de otras complicaciones para Cecilia.

El final es uno de los más hermosos que haya filmado Woody Allen porque nos muestra que —pese a todo problema— siempre hay algo que nos puede causar una sonrisa para salir adelante.

Radio Days (1987)Aquí Woody Allen muestra la época dorada de la radio vista desde la perspectiva de un niño (un muy joven Seth Green) que crece en un barrio de Brooklyn. Se cuenta también la historia de Sally White (Mia Farrow), una joven aspirante a estrella de radio cuyos modales y voz no le serán de mucha ayuda.

Lo genial del filme son las locaciones, el humor en los diálogos y situaciones y también el increíble soundtrack que incluye bellas canciones que trasladan a aquellos años lejanos.

Crimes and Misdemeanors (1989)Martin Landau y Woody Allen son los protagonistas. Narra la vida de dos hombres tendrán que afrontar las consecuencias de difíciles decisiones. La película nos muestra a estos dos personajes analizando dilemas morales y existenciales y nos deja un mensaje poderoso que lleva a la reflexión: Somos la suma total de nuestras decisiones en la vida. El filme cuenta también con la participación de Mia Farrow, Anjelica Huston y Alan Alda.

Sweet and Lowdown (1999)Uno de los grandes guitarristas de jazz que conoció el mundo fue el francés Django Reindhardt. Pero, en este filme narrado por el propio Woody Allen, se nos muestra a su competencia directa en Estados Unidos: Emmet Ray (Sean Penn).

El filme es un tributo a La Strada de Federico Fellini. La película narra la historia de Ray, un famoso y fanfarrón guitarrista que entabla una relación con Hattie, una mujer muda (Samantha Morton).

Eventualmente, Ray la deja por Blanche Williams, una socialité interpretada por Uma Thurman. El soundtrack incluye varios temas de Django Reindhart que valen la pena escuchar.

Match Point (2005)Por un tiempo, Woody Allen dejó su querida Nueva York y se trasladó a Europa en donde filmó esta cinta, la cual vuelve a tocar los dilemas morales que afronta Chris Wilton (Jonathan Rhys Meyers), un jóven ambicioso cuyo acomodamiento social se verá amenazado por su aventura con Nola Rice (Scarlett Johansson).

La producción se caracteriza por utilizar canciones del tenor italiano Enrico Caruso como música de fondo. Sus temas grabados antes de la Primera Guerra Mundial, le otorgan un ambiente fantasmal y siniestro al filme.

Midnight in Paris (2011)Una película ideal para aquellas personas que sienten que han nacido en una época de la historia equivocada y añoran con viajar al pasado porque sienten que encajarían mejor.

En Midnight in Paris, Gil —un escritor estadounidense (Owen Wilson)— viaja a través del tiempo y logra conocer a varios personajes de la historia de Paris de 1920 como Scott Filtzgerald, Ernest Hemingway, Salvador Dalí, Luis Buñuel y otros.

En uno de sus viajes, conoce a Adriana (Marion Cotillard) de quien se enamora pues encuentra una persona tan insatisfecha con la vida como él.

TAGS RELACIONADOS