Willy Terry está escribiendo el libro 'Guitarra criolla', que descansa sobre tres partes. (Luis Centurión)
Willy Terry está escribiendo el libro 'Guitarra criolla', que descansa sobre tres partes. (Luis Centurión)

El cumple 72 años y (Lima, 1960) lleva 35 años trabajando como guitarrista, desde Los Trovadores del Perú, Rafael Matallana y Las Limeñitas hasta Óscar Avilés y ahora con su hija Lucy Avilés. También es profesor de guitarra criolla en la Facultad de Artes Escénicas de la PUCP. Con ustedes, el maestro del criollismo.

¿Cómo se encuentra la música criolla?Vivimos una etapa de revaloración. Tenemos a una nueva generación que está cumpliendo con el rol de difundirla en la composición, interpretación y musicalidad. Hay mayor profesionalismo, trabajos de investigación y una escalada de grabaciones. Tenemos el gran repertorio de la guardia vieja que nunca fue grabado y que ahora ya está en disco; los trabajos de compositores consagrados, incluyendo a Felipe Pinglo; la labor de los compositores consagrados que aún viven y siguen produciendo, gente octogenaria; y nuestra generación, como Arturo Garay, Fernando Rentería, Alejandro Lara y el desaparecido Manuel Quispe. Vivimos un buen momento.

Pero la mayoría de peruanos no conocemos realmente la música criolla.Exactamente. Nos falta tribuna. Y no solo en vals, sino en la polca.

A veces da la impresión de que lo criollo se ha quedado en la jarana, en lo mediático.Existen dos escenarios: el comercial, que son las peñas, y los centros culturales, donde hay un repertorio distinto.

¿Qué lugares deberíamos conocer y reconocer?El Centro Musical Domingo Yufra, el Centro Musical Breña, el Club Deportivo Municipal Vallejo. Y si hablamos de locales donde todavía se conserva la parte más genuina del criollismo, es la peña La Oficina de Barranco y la peña Don Porfirio.

¿Qué falta para que este buen momento sea percibido por las mayorías?Una de las debilidades es la falta de gestión.

¿No considera que a la música criolla le falta algo de renovación musical?Si tú no conoces la raíz, muy difícil que puedas innovar en un género y proyectarlo. No estamos en contra de las fusiones; al contrario, en buena hora. Pero hay que conocer la esencia.

¿Cuáles son los fundamentos que debemos conocer?Hay tres grandes pilares: en la composición está Felipe Pinglo, en la interpretación la reina y señora Jesús Vásquez, y en la musicalidad la guitarra más exitosa que ha tenido el Perú: Óscar Avilés. Ahora, no estoy desconociendo el trabajo de Eloisa Angulo, Teresa Velásquez, Esther Granados, Delia Vallejos, Alicia Lizárraga. En la guitarra están Carlos Hayre, los hermanos Dávila, Javier Munaido, Octavio Ticona, Rufino Ortiz, César Calderón Ramírez.

¿Qué es lo primero que les enseña a sus alumnos?Les pregunto qué saben de música criolla. Mis alumnos son jazzistas, rockeros, 'bluseros', se meten al curso por curiosidad. No tienen ningún conocimiento de criollismo, pero salen bordoneando una marinera limeña, acompañando un vals, e inclusive cantando.

¿Cuál es la esencia de la música criolla?Como dijo el maestro Óscar Avilés, más que virtuosismo y academia, hay que tener corazón. Como sucede en los barrios, esas expresiones naturales son las que consiguen el fundamento del criollismo.

Y hay que tener calle.Tiene que haber esquina. Lo vivencial es muy importante para hacer música criolla, para aprenderla y entenderla. Hay todo un contexto social y amical que desarrolla tu sensibilidad, que es algo que se está perdiendo un poco también.

Hoy se celebra a la canción criolla. ¿Qué opina?Los 31 de octubre lo celebran los mediáticos, los eventuales. Pero eso no nos importa mucho a nosotros, sino el público cautivo, el que pone el hombro para empujar este carro.

Tenga en cuenta

  • Willy Terry está escribiendo el libro Guitarra criolla, que descansa sobre tres partes.
  • Estas comprenden su vivencia como músico; su experiencia desde los ochenta y un mensaje: "En la medida que haya convicción e identidad, la música criolla no morirá", dice Terry.