Wendy Sulca: "No me estanco, hay que renovarse y estar vigente"

“He sido víctima de bullying (en las redes sociales). Me deprimí. Yo era una niña, tenía 12 años. No comprendía la malicia ni el odio de muchas personas. Había comentarios racistas por ser mujer con raíces andinas. Ser chola no me hace menos”, subraya.

Mijail Palacios

Su mamá cantaba huainos con arpa y violín. Su padre tocaba el arpa en el grupo Los Pícaros del Escenario. Pero la niña Wendy quería ser todo, menos cantante. Pensaba que podía ser doctora, bombera o profesora. Sin embargo, la vena familiar se impuso. A los seis años de edad pisó por primera vez un escenario para cantar “Paloma torcaza”, un clásico del folclor andino.

Cantaba a las 3 de la mañana, no le pagaban y no tenía para el pasaje. Con sus padres tuvo que dormir en las sillas del concierto para esperar que amanezca y tomar la combi. Se volvió tímida a partir del fallecimiento de su padre. Ella tenía ocho años. Pero él se fue y vino la fama. “La tetita” la hizo muy popular en Internet y hasta ahora, pese a sus 22 años, sus seguidores (y los que no) la recuerdan por ese hit de YouTube. Sin embargo, hay una nueva Wendy Sulca, la que hoy lanza su nuevo single “Eso ya fue”.

De niña imitó a Sonia Morales, en la adolescencia alcanzó más notoriedad interpretando a Madonna. Y más tarde vinieron colaboraciones musicales con artistas de la talla del cantante chileno Gepe, el argentino Fito Páez y Rubén Albarrán de Café Tacvba. Incluso, ha llegado a los MTV Awards. Pero hoy está en la búsqueda de su propia voz.

En diciembre sacaste de YouTube “La tetita” y “Cerveza, cerveza”. ¿Te incomodaba que esas canciones estén ahí, como recordando tu pasado?
Estoy en otra faceta, tengo 22 años, otros gustos musicales, he crecido profesionalmente. Hay mucha gente que me dice que me avergüenzo de mi pasado. Para nada. Es absurdo. Yo siempre estoy recalcando mi cultura peruana, mi música andina. “Mi tierra” (2018) es una canción dedicada a mi país y a su diversidad. Fue filmada en el pueblo de mis padres: Huacaña, Ayacucho.

¿Sientes que por esas canciones no te toman en serio?
Exactamente. Y quiero que cuando me busquen en las plataformas digitales lo primero que vean sea lo nuevo. Es más, hay gente que me dice: “¡Tienes 22 años!”. Creen que sigo siendo la niñita de esos videos (risas). Además, he sido víctima de bullying.

¿Cuánto te afectaron los duros comentarios?
Mucho, me deprimí. Pero mi mamá estaba a mi lado. Yo era una niña; imagínate, tenía 12 años. No comprendía la malicia ni el odio de muchas personas.

¿Esos comentarios tenían que ver con las canciones o con tu influencia andina?
De todo un poco. Había comentarios denigrantes, pero sobre todo racistas por ser mujer con raíces andinas. Ser chola no me hace menos. Esas canciones no fueron hechas para que la gente se burle.

Wendy Sulca

“Me inspiro en artistas como Shakira por su vigencia. Pero quiero ser yo misma. Mi padre decía: ‘Si no afrontas tus miedos ahora, no lo harás jamás’”, dice la cantante (César Campos/Perú21).

“Me inspiro en artistas como Shakira por su vigencia. Pero quiero ser yo misma. Mi padre decía: ‘Si no afrontas tus miedos ahora, no lo harás jamás’”, dice la cantante (César Campos/Perú21).

César Campos

¿Qué te han enseñado esas canciones?
Es muy importante saber de dónde vienes para saber adónde vas. Y vengo de ahí, de mis raíces andinas, de la tierra de mis padres. Con esas canciones aprendí a trabajar siendo niña, a ser responsable, a cumplir con mis deberes, recibí mucho cariño.

El primer quiebre fue cuando reinterpretaste “Like a virgin” de Madonna.
Fue en una gira a Argentina, en el You Fest, que fue un festival con los cantantes con más reproducciones en YouTube. Productores de allá me propusieron darle una sorpresa a mis fans y en Argentina aman a Madonna. Me decían que haga un cover de ella. Dudé, tuve miedo, pero ahí mismo lo sacamos. Y creo que salió bien.

De niña, tu madre guiaba tu carrera. Esto de los covers salió casi como algo fortuito.¿Recién ahora está saliendo la verdadera Wendy Sulca?
Sí. Yo decido la letra que quiero ponerle a mi música, los sonidos que quiero que se fusionen. Siempre fue ese mi sueño: fusionar sonidos. No me estanco.

Estudiaste actuación y canto. ¿Qué más quisieras mejorar?
Quisiera estudiar más de ambos. Y también baile.

Wendy Sulca

"Estoy en otra faceta, tengo 22 años, otros gustos musicales, he crecido profesionalmente", declara Wendy Sulca (César Campos/Perú21).

"Estoy en otra faceta, tengo 22 años, otros gustos musicales, he crecido profesionalmente", declara Wendy Sulca (César Campos/Perú21).

César Campos

¿Sientes que has nacido con un talento o, más bien, eres fruto del esfuerzo?
Yo creo que las dos cosas. Viene de familia. Y también tengo la experiencia desde chiquita.

Las críticas que te han hecho tienen que ver con tu voz. En algunas canciones noto falencias, pero creo que en el feat con el cantante chileno Gepe él logra sacar un poco de la mejor Wendy Sulca.
Esa canción con Gepe fue muy importante para mí. Y creo que sí, es una canción en la que me siento muy cómoda. Y a la gente le gustó muchísimo.

En una entrevista en México te proyectaron como la futura Shakira. ¿Quién quieres ser?
Me inspiro mucho en artistas como Shakira porque ha trascendido y sigue vigente. Pero quiero ser yo misma.

Wendy Sulca

"Yo decido la letra que quiero ponerle a mi música, los sonidos que quiero que se fusionen. Siempre fue ese mi sueño: fusionar sonidos. No me estanco", dice Wendy (César Campos/Perú21).

"Yo decido la letra que quiero ponerle a mi música, los sonidos que quiero que se fusionen. Siempre fue ese mi sueño: fusionar sonidos. No me estanco", dice Wendy (César Campos/Perú21).

César Campos

Con “Eso ya fue” entras a las ligas del reggaetón, la música urbana. ¿Por qué?
Tengo 22 años, otros gustos musicales y me gusta el reggaetón. Es importante renovarse y estar vigente con lo que pasa. Es válido.

Perdiste a tu padre a los ocho años, pero él te acompañó en tus primeras presentaciones. ¿Qué te decía?
‘Si no afrontas tus miedos ahora, no lo harás jamás’.

¿En algún momento pensaste dejar la música?
Sí. Hubo un tiempo que paré un poco. Me metí a estudiar Administración. Mi sueño también es abrir mi propia marca de ropa. Mi mamá tiene una fábrica de peluches, donde también estoy. No terminé la carrera, pero me falta poco. Pasaron muchas cosas que no podría contar. Tuve etapas donde viajé mucho y un año donde nadie me llamaba.

¿Qué pensabas?
Me puse triste. Quería estudiar, pero no quería dejar de lado mis sueños. Entonces, concluí que no tenía que esperar a que me llamen y empecé a buscar contactos y terminé viajando a México. Saqué mi libro, estuve en los MTV Awards y entré en una nueva etapa. Pensé en fusionar. Y ahí nació la nueva Wendy Sulca.

Autoficha: 
- “Solo tengo un nombre, pero me hubiera gustado tener dos. Tal vez Thalía. De chiquita la admiraba bastante. En realidad, siempre soñé llamarme Wendy Thalía (risas). Nací en Lima, en el Hospital María Auxiliadora, en San Juan de Miraflores. Mis padres son de Ayacucho, ellos llegaron a Lima jóvenes”.

- “En el colegio me iba muy bien, estaba entre los cinco primeros, a pesar de que viajaba y faltaba mucho. Tengo dos discos: 'Papito, por qué me dejaste' y 'Homenaje a mi padre'. Ambos son de la época de niña y adolescente. Y ahora estoy lanzando los singles del tercer disco”.

- “En ese tercer disco creo que estará la canción que grabé con Rubén Albarrán de Café Tacvba. Siento que mi padre está contento por todo lo que hemos estado logrando con mi mamá. Este año estaré en una serie en TV y quizá se estrene la segunda película que hice, que fue en Chile, se llama 'Harem'”.

Tags Relacionados:

Wendy Sulca

Entrevista central

Ir a portada