Módulos Temas Día

Sonido 2000, cumbia amazónica del fin del mundo [FOTOS]

El sello Infopesa acaba de publicar ‘Sonido 2000 de Tarapoto’, disco de 23 canciones que sintetiza la historia del grupo amazónico.

Mijail Palacios

Cuenta la leyenda que en la década del setenta se creía que en el año 2000 sería el fin del mundo. Tulio Trigoso Reátegui quería ser el autor de la banda sonora de los últimos tiempos de la humanidad y en 1975 fundó Sonido 2000 .

No llegó el fin del mundo, pero la agrupación natural de Tarapoto (San Martín) es hoy parte de la columna vertebral del poder verde de la cumbia amazónica junto a Los Mirlos y Juaneco y su Combo.

Trigoso, primera guitarra y compositor influenciado por el sonido de Enrique Delgado (Los Destellos), Led Zeppelin y Jimi Hendrix, publicó éxitos como “Mi cariñito”, “Mensaje de amor” y “Lamento chacarero”, canciones que ahora son incluidas en la nueva publicación en CD del sello Infopesa junto a 20 temas más. Todo reunido en 'Sonido 2000 de Tarapoto' .

En el álbum también destaca “Melodía de amor” , donde la guitarra brilla de manera especial, por su acompañamiento y por las dos secciones de punteos en clave de cumbia y rock. “Mi canción es para ti”, “Linda Lameñita”, “Fiesta en la selva”, “Chocita de palma” y “Tiernamente”, de igual modo, resaltan en esta exquisita colección.

Si bien la edición física en CD trae 23 canciones, la versión digital en la plataforma Spotify reúne 78 temas, que representan toda la discografía del grupo de Tarapoto

Sonido 2000 actualmente sigue sobre los escenarios, aunque en un formato diferente al original, con una visión contemporánea, de la mano de los hijos de don Tulio: Tulín y Cheryl y, ciertamente, con gran éxito.

Esta reedición de Infopesa no solo es una recuperación de sonoridades de hace cuatro décadas, sino también le hace justicia a un capítulo importante de la cumbia amazónica que no ha sido tan visibilizado. ' Sonido 2000 de Tarapoto' es un disco para atesorar, fundamental en la colección cumbiera.

Leer comentarios ( )

Ir a portada