(USI)
(USI)

Es fascinante lo que se vive en la ciudad de Oxapampa (Pasco) entre la última semana de junio y los primeros días de julio. Allí, entre montañas pobladas de vegetación y fundos ganaderos administrados por descendientes de tiroleses, se desarrolla Selvámonos, un festival de música y arte alternativo que ha congregado a más de 35,000 personas en sus siete presentaciones. Teatro, impro, exposiciones audiovisuales y fotográficas, cine, entre otras actividades, se montan sobre un manto verde bañado por ríos y sobre los 1,800 m.s.n.m.

Rafael Pereira, integrante del conocido grupo de música electrónica , que fusiona sonidos africanos, del Medio Oriente e, incluso, afroperuanos, partiendo de la cumbia, lo tiene grabado en su memoria como una postal inolvidable. "Es difícil explicar lo que se siente, hay que verlo y vivirlo. Corría el año 2011 y era la primera vez que salíamos de Lima con Dengue Dengue Dengue. Casi nadie nos conocía y nos pusieron a cerrar uno de los shows de Selvámonos. Sin embargo, la gente se enganchó con nosotros inmediatamente sin saber quiénes éramos. Eso es lo que más me gustó. Incluso, los espectadores del otro escenario terminaron viniendo a ver nuestro concierto. Debíamos tocar una hora y terminamos tocando tres. El público no quería que nos fuéramos. Fue súper especial", relata Pereira.

ME VERÁN VOLVERLuego de esa experiencia, agrega el músico, nunca ha podido volver a tocar con Dengue Dengue Dengue en Oxapampa porque entre junio y julio siempre están de gira fuera del país. No obstante, anota que ha vuelto a subir a un escenario en Selvámonos con Macumba, un proyecto musical propio. "Espero volver algún día con Dengue Dengue Dengue porque lo que vivimos en el 2011 fue espectacular", sostiene Pereira.

TAGS RELACIONADOS