Los inicios de La Pira se remontan a 2003, cuando tocaban temas propios. (Mario Zapata)
Los inicios de La Pira se remontan a 2003, cuando tocaban temas propios. (Mario Zapata)

El 30 de enero de 1969 fue la última vez que los Beatles fueron vistos como banda. El lugar escogido fue la azotea del edificio Apple Records, en Abbey Road (Londres), donde se encontraban grabando material para la película Let it be. Allí murió formalmente el grupo, pero nació el mito.

En Lima, ese legado ha sido asumido por varias bandas. Una de ellas es La Pira, un grupo que desde el 2013 revive casi a la perfección los temas de Jhon, Paul, George y Ringo en escenarios de discotecas, tabernas y universidades. Por ello, han sido invitados al festival anual The Beatles, que se realiza en la filial de The Cavern Club, en Argentina.

"Nuestro grupo tiene un sueño por coronar: ganar ese certamen en diciembre del 2016 e ir a tocar a The Cavern Club de Londres, que es el premio mayor. Sin embargo, nuestra valla es muy alta, porque dos grupos peruanos ya han ganado dicha competencia y cumplido su sueño", dice Henry Longa (41), vocalista y segunda guitarra de La Pira.

SELLO PROPIOCada presentación del grupo transporta al espectador a la parte más psicodélica de los Beatles (segunda y tercera etapa). Sin embargo, se puede notar que hay un toque especial que le imprime la banda a las canciones de los cuatro genios musicales de Inglaterra.

Podría decirse que la cadencia musical da paso a tonadas más 'hard' con La Pira. Esto quizá debido al fanatismo por el metal de su baterista o los gustos musicales de Juan Pablo del Águila, bajista del grupo Libido, que toca por puro sentimiento en La Pira, como sus demás integrantes. Sin embargo, esa diferencia de sonido solo la podría percibir un aguzado oído 'beatlemaniaco'.

La banda, que oficialmente nació en 2003 como un grupo de rock con temas propios, se sigue recomponiendo. Henry me cuenta que pronto ingresará el guitarrista Aldo Malpartida, del grupo Uchpa. Asimismo, lamenta la partida de Juan Pablo, quien, por sus múltiples compromisos con Libido, ya no podrá seguir tocando con ellos.

"Será una gran ausencia, pero estamos detrás de otro bajista del mismo nivel", refiere Henry, quien recuerda las mejores presentaciones de La Pira en Barranco y en el Centro de Lima. "En esos dos lugares hemos tocado el Álbum Blanco de los Beatles completo. Fue un suceso", precisa Henry, que comparte su gusto por los Beatles con su rol de padre con cuatro hijos y su profesión de ingeniero de sistemas, que ejerce desde hace 19 años en la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC). Su vida sigue, ahora rasgando su guitarra con sus gemelos, que han heredado su gusto musical. Veo esa imagen y pienso que basta solo con poner el disco Rubber Soul para que el mundo sea mejor.

Por Martín Sánchez Jorges (msanchez@peru21.com)

TAGS RELACIONADOS