Patricia Barbis: Un lugar bien diseñado inspira y levanta el ánimo”

“(A Lima) Le veo mucho potencial. Hay una combinación de cultura, historia y modernidad. (pero) Falta (tener) la cultura de cuidar nuestra ciudad. De mantener las calles limpias. Se tiran casas con mucha historia y levantan edificios sin personalidad”, cuestiona.

Patricia Barbis

“En el Perú uno tiene que ser más creativo en el uso de materiales. Eso me ayudó a trabajar afuera. El Perú es muy rico para trabajar en lo que sea”, declara Barbis (Diana Chávez/Perú21).

“En el Perú uno tiene que ser más creativo en el uso de materiales. Eso me ayudó a trabajar afuera. El Perú es muy rico para trabajar en lo que sea”, declara Barbis (Diana Chávez/Perú21).

Diana Chávez

Mijail Palacios

Todo empezó con su madre, quien tuvo una boutique de ropa por 40 años. Quiso ser diseñadora de interiores. Su padre fue el complemento. Es ingeniero, le encanta inventar, construir. Él le enseñó a dibujar. Ahí cambió su vida, porque lo que imaginaba lo podía plasmar. Patricia Barbis heredó la creatividad y el emprendimiento de sus padres.

Desde niña ya decretaba que iba a ser decoradora. Dibujaba planos, remodelaba su casa y elegía el cuarto más grande para ella. En el colegio, en plena clase, continuaba dibujando sus ideas. Hoy es una respetada diseñadora de interiores, en hoteles, restaurantes y casas. Cumplió su sueño de niña. Y en unos días abrirá su tienda. “Es otro sueño”, me dice emocionada.

No le gustan las fotos, pese a que trabaja en un mundo en el que la imagen es sustancial. Lo suyo no es ser la protagonista sino estar detrás, creando “espacios lindos para que la gente los disfrute”. No tiene hijos, pero cada creación suya es como uno. Y prefiere que sus diseños hablen por ella.

En 25 años de carrera, 20 los has desarrollado en el extranjero. ¿Por qué volver al Perú?
He aprendido mucho en los años que he estado afuera, me he especializado en hoteles y restaurantes. He trabajado con las compañías más increíbles, con proyectos en Dubái, México, Europa, EE.UU. Y veía que acá había mucho potencial. Mi idea es armar un estudio en Lima y desde acá trabajar para proyectos en Latinoamérica. De hecho acabo de ganar en una selección de una importante cadena de hoteles y ya trabajo para propuestas en Medellín y Lima. 

Patricia Barbis

“(Para decorar) hay que tener creatividad, saber usar materiales simples y hacerlos interesantes. Hay tantos materiales que uno puede reciclar y hacer algo lindo", comenta la diseñadora de interiores (Diana Chávez/Perú21).

“(Para decorar) hay que tener creatividad, saber usar materiales simples y hacerlos interesantes. Hay tantos materiales que uno puede reciclar y hacer algo lindo", comenta la diseñadora de interiores (Diana Chávez/Perú21).

Diana Chávez

Te has formado en una época difícil para el Perú, finales del 80 y comienzos del 90. En medio de esa coyuntura, ¿cómo se elige una carrera como esta?
Era una carrera totalmente nueva. La gente no quería invertir, no se entendía mucho qué era diseño interior y lo complejo que podía ser. En el 98 me fui a Nueva York a seguir un máster, me dieron una beca. Estudié a un nivel altísimo. Éramos seis alumnas, las mejores de sus países. Terminé siendo la primera. Mi proyecto fue una boutique en Cusco y gracias a ello me contrató una compañía gigante de Estados Unidos.

¿Dirías que hoy el Perú es una influencia en la parte estética de tu trabajo?
En el Perú uno tiene que ser más creativo en el uso de materiales porque no hay tanto. Eso me ayudó a trabajar afuera. Mi proyecto de Cusco estaba lleno de color, de vida, texturas. Me inspiré en el valle. Hay una influencia muy fuerte desde la parte artesanal: tejidos, telares, bordados, las mezclas de colores. Por eso yo no le tengo miedo al color, me encanta. Vas a Cusco y ves sus mantas preciosas de donde puedes sacar muchas ideas. El Perú es muy rico para trabajar en lo que sea.

Patricia Barbis

"Las personas tienen que vivir con comodidad y felices en sus casas", comenta Barbis (Diana Chávez/Perú21).

"Las personas tienen que vivir con comodidad y felices en sus casas", comenta Barbis (Diana Chávez/Perú21).

Diana Chávez

¿Por qué es importante el diseño de interiores?
Las personas tienen que vivir con comodidad y felices en sus casas. En el caso de hoteles y restaurantes, lo más importante es crear una experiencia diferente. Por ejemplo, en un restaurante, todo tiene que hacerte sentir cómodo y verte bien; tener en cuenta la ergonometría, que estés cómodo. Y además, está la experiencia, algo que te sorprenda.

¿Un espacio bien diseñado cómo influye en nuestro estado de ánimo?
Sales maravillado. Pero sobre todo inspira, abre nuestra mente, nos otorga creatividad. Salimos contentos. A veces, solo cambiando la pintura, todo cambia.

¿Incluso puede llegar a influir en nuestra salud?
De todas maneras. Te pones de mejor humor, ánimo. Hay menos desorden. La vida es más fácil.

¿Una manía de la diseñadora de interiores es el orden?
De hecho, la toallita bien doblada.

¿Al punto de la obsesión?
Un poquito (risas). Me encanta que todo esté acomodado, en el ángulo que tiene que estar, con los libros paralelos, derechos.

¿Hay que tener plata para vivir en un ambiente que nos resulte agradable?
Para nada. Hay que tener creatividad, saber usar materiales simples y hacerlos interesantes. Cualquiera puede pintar un mueble viejo, hacerle un acabado interesante. Hay tantos materiales sencillos que uno puede reciclar y hacer algo lindo y moderno. Hay que tener las ganas de hacerlo.

¿El peruano es atrevido en estos temas?
Antes era bastante más conservador. Igual ahorita hay mucho diseño, hay toda una generación nueva. Hay como un boom.

¿Y cómo ves a Lima?
Le veo mucho potencial. Tenemos una costa impresionante. Hay una combinación de cultura, historia y modernidad.

¿Tratamos bien a nuestra ciudad, la tenemos arreglada?
Falta la cultura de cuidar nuestra ciudad. De mantener las calles limpias, de pintarla.

¿No falta una visión estética en la ciudad?
Debería haber un organismo que supervise lo que se hace. Se tiran casas con mucha historia y levantan edificios sin personalidad. Se malogra la historia, el vecindario, el carácter. En los 90 se construyeron edificios horrorosos.

¿Dónde está la belleza?
En tener un balance.

¿Y la fealdad?
Cuando se exagera un poco, cuando se hace algo sin tener un concepto.

¿Dónde está la satisfacción al diseñar interiores?
Ver disfrutar a las personas en los espacios donde trabajaste. Y en los hoteles y restaurantes es crear una narrativa, un concepto interesante. Eso es muy lindo.

Los espacios siempre nos cuentan algo.
Y a veces ni sabes, pero hay toda una historia detrás de.

¿Eres artista o empresaria?
Soy empresaria, pero sobre todo artista.

Patricia Barbis

"El Perú es muy rico para trabajar en lo que sea", dice Patricia Barbis (Diana Chávez/Perú21).

"El Perú es muy rico para trabajar en lo que sea", dice Patricia Barbis (Diana Chávez/Perú21).

Diana Chávez

Cumpliste el sueño de niña.
Totalmente.

Autoficha:
- “Nací en Lima, en el 71, tengo 47 años. Fui hija única hasta los 11 años. A esa edad mi papá se fue a estudiar un máster en Nueva York y viví de niña dos años allá, donde nació mi hermano. Eso me transformó, porque más allá de mi burbujita en Lima había todo un mundo en otras partes”.

- “Después de haberme ido y regresado tantas veces, tengo mis raíces bien puestas en el Perú. De mis 20 a 30 años viví aquí y es cuando uno echa raíces. Y siempre quieres regresar, por más que trabajar en EE.UU. sea increíble. Al final, tu gente y tu familia tienen más valor”.

- “En unas dos semanas ya debo abrir mi tienda en Barranco. Quiero traer cosas lindas para Lima, piezas únicas. Seguiré trabajando mis proyectos en EE.UU., en departamentos y casas. Y en Lima ya estoy retomando clientes, estoy haciendo una casa en Ancón. Además, me encanta enseñar”.

Ir a portada