Módulos Temas Día

Oswaldo Guayasamín: Entre el amor de madre y la violencia histórica

Hoy se inaugura la exposición que reúne dos de las etapas más importantes del pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín (1919-1999). conversamos con su hija.

Pierina Denegri

Dos figuras casi esqueléticas, pintadas con colores terrosos como el rojo, tonos de marrón, crema y negro. Una figura femenina, que se logra identificar por sus pechos, trata de sostener a otra. Rostros con gestos de desesperanza y tristeza, acompañados de lágrimas. Se trata de ‘Madre de la India’, obra que tiene la marca registrada del pintor, grafista y muralista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín (1919-1999).

Esta pintura, junto a otras 36 gráficas, se exhibirá en la muestra 'De la ira a la ternura', que explora dos de las etapas pictóricas más representativas del artista. Se inaugurará hoy en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

MOMENTOS CUMBRES
La comisaria de la exposición, Verenice Guayasamín, quien también es hija del artista, cuenta que él realizó un viaje a la India en la década del sesenta y quedó impactado por la miseria que se veía. La imagen que más lo afectó fue la de una madre famélica que, a pesar de su estado, intentaba alimentar a su hijo con leche de su pecho.

De eso se trata ‘La edad de la ira’, etapa pictórica de Guayasamín en la que denuncia la violencia y las injusticias. Según la comisaria, debido a la Primera y Segunda Guerra Mundial, las dictaduras en Latinoamérica e Hiroshima y Nagasaki, entre otros sucesos históricos, el artista señaló al siglo XX como el más violento que le tocó vivir a la humanidad, porque se trataron de conflictos en los que el hombre atacaba al hombre.

En contraste está la etapa titulada ‘Mientras viva en tu recuerdo’, conocida también como ‘La Ternura’. En esta serie, Guayasamín dedica sus obras a su madre y a las madres del mundo. Se pueden apreciar, sobre todo, temas como la ternura entre madres e hijos, el amor de pareja y la inocencia de los niños. Este homenaje presenta colores más vivos: tonalidades azules, naranjas, amarillas y fucsias. Por ejemplo, la obra ‘Cabeza y mano azul’, que, a pesar de cierta melancolía que notamos, la intención del artista apunta a retratar una figura más vital, con una luz discreta en la mirada, como alguien que sueña despierto.

El artista ecuatoriano es admirable. No solo por la variedad de técnicas que ha utilizado: acuarela, dibujo, pintura y grabado, sino por la capacidad de pintar sobre temas que contrastan tanto entre sí. Guayasamín comunica, a través de su obra, acerca de temáticas comunes, pero siempre imprimiéndole su sello personal.

Dato: 
La muestra 'De la ira a la ternura' se puede visitar desde mañana, de lunes a domingo, de 10 a.m. a 10 p.m. CCPUCP (Av. Camino Real 1075, San Isidro). Va hasta el 7 de julio. Ingreso libre.

Tags Relacionados:

Arte

Oswaldo Guayasamín

Leer comentarios ( )

Ir a portada