Opinión: Arte y política, por David Flores-Hora

Crítico

notitle

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

En el sentido amplio del concepto no hay arte sin política y los miembros del Museo Itinerante Arte por la Memoria llevan a la práctica, y a una dimensión real, esta postura. Se trata de un colectivo que, desde su fundación, ha tomado un camino distinto a las dinámicas tradicionales de exhibición de obras de arte. Aquí el ejercicio de memoria se sustenta en el calor de la calle y en la reflexión crítica.

Justamente, la semana pasada se entregó en la embajada de los Países Bajos el premio de la Fundación Príncipe Claus al Museo Itinerante Arte por la Memoria. Mucho más que el incentivo económico este galardón demuestra la validez internacional de un colectivo que cuestiona el concepto de museo y busca la mirada del ciudadano.

El trabajo colectivo que articulan Orestes Bermúdez, Karen Bernedo, Rosario "Akito" Bertran, Mauricio Delgado, Kristel Best Urday, Catherine Meza, Jorge Miyagui, Gabriel Salazar, Carlos Eduardo Risco y Valeska Ruíz es fundamental, pertinente y admirable.

Tags Relacionados:

Cine

Ir a portada