Sigue actualizado en nuestra APP

Obra de teatro: 'Camasca', un relato de fuego

Imperdible puesta en escena es dirigida por el británico Daniel Goodman. La dramaturgia es de Rafael Dummet.

Pablo Vilcachagua
Pablo Vilcachagua

Camasca es un grito que irrumpe en una noche impávida. Camasca es magia y tragedia. Algunos podrán decir que es una historia necesaria, otros irían más allá y pregonarían que es imprescindible. Camasca es historia y presente. La obra de Rafael Dummet es puesta en escena por el británico Daniel Gooldman.

Con el triunfo asegurado sobre Huáscar, Atahualpa marcha victorioso hacia el sur, pero decide enviar a dos emisarios a consultar a la huaca de Catequil sobre su futuro. El oráculo le augura un mal fin, por lo que el inca –incapaz de comprender su destino y el de un imperio– desatará su ira con muerte y destrucción.

La obra, que parte de la historia recogida por el español Sarmiento de Gamboa en 1572 y analizada por María Rostworowski en su libro Historia del Tahuantinsuyo, es también un relato del azar. Al inicio, Marcello Rivera y Juan Carlos Morón juegan para saber quién será el sacerdote Icchal y Atahualpa, los protagonistas. Fórmula inmejorable.

Pero Camasca también es sorpresa. A las poderosas interpretaciones y el respiro que da el uso de trajes modernos para el Inca y sus emisarios, se suma la grata aparición de Verony Centeno (Kankiú). Un tierno y emotivo diálogo con Icchal muestra sus luces.

Camasca es una invitación a revisar el pasado para conmoverse y –quizás– enojarse. Camasca es todo eso y más.

Datos:
Camasca va de jueves a lunes en el Teatro Británico Miraflores. Desde S/45.
- La obra ganó el concurso "Ponemos tu obra en escena".
- El autor, Rafael Dummet, también escribió la novela El Espía del Inca.

Histórica. La obra se sitúa en octubre de 1532, a poco de la llegada de los españoles.

Ir a portada