(Atoq Ramón)
(Atoq Ramón)

El robo de unas momias del museo de El Cairo se convierte en el escenario para que cinco seres resuelvan sus conflictos, algunos eternos, otros angustiantes. No les será fácil, sus vidas han estado marcadas por la violencia, venganza, poder y sometimiento. Pero el momento parece haber llegado. Las calles egipcias concluirán con episodios que han esperado más de 3,000 años y que han unido el Perú precolombino y la edad oscura de Egipto. Las momias no han descansado.

Miguel Ángel Vallejo Sameshima (Lima, 1983) agradece que su generación disfrutó principalmente de los libros de Jorge Luis Borges y Julio Cortázar. Quizá esa sea la respuesta a su deleite por la literatura fantástica. Pero este escritor recuerda más. "En casa contábamos historias de terror durante los apagones, que eran muchos", explica, argumentando su preferencia por estos relatos irreales que lo han colocado como uno de los más importantes escritores de este género. Pero Vallejo no ha terminado, hace una pausa y lanza: "También están los videojuegos A los seis años era un lector muy torpe, pero ya había matado todos los monstruos de Castlevania: zombies, vampiros, momias".

LA MUERTEJustamente, estos últimos seres fantásticos son los objetos deseados en su novela La muerte no tiene ojos (Ediciones Altazor, 2016), en la cual consigue con esmero hacernos creer la relación entre los antiguos egipcios y los habitantes del Perú precolombino. Una teoría recogida de esos desvariados foros que abundan en Internet. "Un loco pensaba que Punt (antiguo territorio descrito en jeroglíficos del antiguo Egipto) era Sudamérica. Se amparaba en que ambas culturas momificaban y construían pirámides. ¿Por qué no inventarle una mentira aún más verosímil?", cuenta.

En la historia, un asesino inmortal que deambuló durante miles de años halla el momento para consumar su venganza contra una momia a la que siempre amó. En paralelo, un danzante de tijeras con habilidades sobrehumanas pretende cazarlo, mientras que otros personajes buscan su redención con el mismo ímpetu. Una característica acoge a algunos de ellos: la hoja de coca roja les ha propiciado inmortalidad, el sueño de la humanidad les ha sido otorgado. Aunque tras muchos vaivenes han caído en la cuenta de que lo que llevan consigo es una maldición, algo que deben arrebatarse cuanto antes.

TENGA EN CUENTA

  • La novela también narra episodios históricos como la colonización española y la revolución de Túpac Amaru.
  • La escritura le tomó a Vallejo cerca de seis meses. Anteriormente, ya había investigado sobre el antiguo Egipto y el Perú precolombino para un cuento.
  • Una segunda presentación del libro se llevará a cabo el jueves 14 de abril, a las 8 p.m., en Cholo Art & Fun (Bolognesi 198 . Barranco).

TAGS RELACIONADOS